La comunidad de inmigrantes de Arica convocó para este domingo 28 de febrero una manifestación con el objetivo de presionar una nueva política migratoria para Chile.

Según los organizadores, la actual Ley de Extranjería no es la adecuada para hacerse cargo de las migraciones que se vienen dando desde mediados de los años 90. Lo anterior porque al ser una ley de extranjería se refiere principalmente a las personas que no son chilenas pero que ya se encuentran viviendo en el país, no de aquellas que aún están en la situación de emigrar a Chile.

“La irregularidad migratoria sirve de camuflaje a quienes precisamente pretenden desarrollar actividades ilícitas. El abuso y explotación laboral, la informalidad en las relaciones de trabajo, el no pago de las cotizaciones y otras situaciones, ocurren principalmente cuando los trabajadores extranjeros tienen una precaria o irregular situación migratoria”, señalan.

“La falta de normas legales para emigrar a Chile, las visas consulares que no se otorgan y las prácticas discriminatorias y abusivas en las fronteras o puestos de entrada son los factores que determinan los ingresos irregulares al país”, aseguran en su comunicado.

Estas irregularidades darían paso a una serie de situaciones de marginalidad y vulneración socio-económica, lo que al mismo tiempo influiría en el desarrollo y encubrimiento de las actividades ilícitas. “El tráfico de inmigrantes, la trata de personas, se favorecen con la restricción de migración y el cierre de fronteras. La irregularidad migratoria sirve de camuflaje a quienes precisamente pretenden desarrollar actividades ilícitas. El abuso y explotación laboral, la informalidad en las relaciones de trabajo, el no pago de las cotizaciones y otras situaciones, ocurren principalmente cuando los trabajadores extranjeros tienen una precaria o irregular situación migratoria”, señalan.

Como parte de la nueva política plantean medidas extraordinarias como una amnistía migratoria. Todo con el fin de regularizar la situaciones de los inmigrantes, personas que han elegido Chile como su país de residencia y “traen un cúmulo de capacidades individuales que pone al servicio”.

” El pueblo inmigrante en Chile, es parte del pueblo chileno, Chile  es el país donde los migrantes han decidido vivir, es el país de su residencia y lo asumen como suyo ya que en él establecen sus hogares y familias”, concluyen los organizadores de la manifestación de este domingo, que comienza a las 12.30 hrs. en  la esquina de 21 de mayo con Patricio Lynch.