Durante esta jornada se decidió la continuidad del polémico contrato que sostiene la Municipalidad de Recoleta con Concesiones Recoleta S.A., pese a que la empresa no ha cumplido con las bases de la licitación firmada durante la antigua administración de la UDI.

Concesiones Recoleta tenía seis años para construir estacionamientos subterráneos en la Plaza de los Historiadores y en calle Patronato. Pero ninguno se ha cumplido, pese a que el límite se terminó el pasado 26 de febrero. Además, el cobro llega a los 500 pesos por solo 20 minutos. El municipio actualmente enfrenta a la empresa en la Justicia y esperaba contar con el apoyo del Concejo Municipal para dar término al contrato, pero no fue así.

Según informó a través de su cuenta de Twitter el propio alcalde de Recoleta Daniel Jadue, los concejales María Inés Cabrera, Ricardo Sáez y José Villaroel (UDI), Fernando Pacheco (PS) y Mónica Año (PPD) votaron a favor de mantener el contrato.