El lunes 13 de junio es el día que el Centro para la Justicia y Rendición de Cuentas (CJA) de Estados Unidos estableció para iniciar el juicio en contra de Pedro Pablo Barrientos Núñez, uno de los principales responsables de las torturas y la muerte del cantautor Víctor Jara en septiembre de 1973.

Barrientos, quien fuera teniente del Ejército chileno en los días del golpe de Estado a Salvador Allende, será juzgado en Estados Unidos tras una demanda que la viuda del músico, Joan Jara, interpuso junto a sus hijas durante el 2013.

El ex militar chileno vive actualmente vive en la ciudad de Deltona, en el estado de Florida, y desde el 2012 se encontraba con una orden de arresto junto a otros ocho personeros involucrados en el caso. Junto con ello, el gobierno de Chile había solicitado también una orden de extradición solicitada que las autoridades estadounidenses aún no han procesado.

De acuerdo al CJA, organización dedicada a la prevención de la violación de los Derechos Humanos, Barrientos fue “el que torturó y asesinó a Víctor Jara, o al menos instigó y colaboró en su muerte”. El director ejecutivo del organismo, Dixon Osburn, aseguró que en cualquiera de los casos, el imputado deberá pagar por su responsabilidad en los hechos acontecidos en el Estadio Chile, donde Jara estuvo detenido junto a otras 5.000 víctimas del terrorismo de Estado impulsado por la Junta Militar.

Esta será la primera vez que Barrientos responde ante la justicia por la muerte del cantautor. Atestiguarán, entre otros, la viuda Joan Jara y las hijas de la pareja, Amanda Jara y Manuela Bunster. Se prevé que el juicio por tortura y asesinato extrajudicial que tendrá lugar en un tribunal de distrito en Orlando se prolongue hasta el 29 de junio.