La polémica renuncia de Fernando Paulsen a radio ADN sigue dando de qué hablar, en el contexto del debate sobre la libertad de expresión que ha desatado la querella de la Presidenta Michelle Bachelet contra cuatro periodistas de la revista Qué Pasa, a raíz de la publicación con escuchas telefónicas de uno de los formalizados en el Caso Caval donde se asegura que la mandataria estaría involucradada.

Paulsen, quien trabaja en el bufete de Juan Pablo Hermosilla -el abogado que representa a Bachelet en la querella-, leyó una carta durante la emisión de La Prueba de ADN, programa que conduce junto a Andrea Arístegui.

En dicha misiva, el periodista disparó contra quienes defienden a Qué Pasa a nombre de la libertad de expresión sin reparar en la propiedad de los medios o los intereses que pueden tener los dueños de los consorcios periodísticos -como en este caso Copesa- que se defienden por algunos periodistas y personalidades del mundo político.

“Hoy veo a decenas de colegas que, en una ignorancia de los hechos incomprensible, pontifican sobre la libertad de expresión, omitiendo que sus medios pertenecen o son en parte financiados por los dueños de Qué Pasa, o, en otros casos, más repulsivos aún, no habiéndolos visto jamás defendiendo la libertad de expresión cuando la vida de los periodistas estaba en juego. Me resulta incomprensible que, al son de una antorcha indignada, periodistas avezados no analicen lo que pasó, lo inédito del hecho y lo atentatorio para la libertad de prensa que es que decisiones periodísticas sean censuradas a dedo y concentradas en unas y no otros. Y eso se acepte, se asuma y se olvide”, enfatizó el ex panelista de Tolerancia 0.

Por esa razón, Paulsen decidió no someter a la emisora a las “consecuencias de mis decisiones personales” y renunció al aire, generando gran impacto en redes sociales, sobre todo en Twitter, donde fue trending topic durante la noche de ayer.

Por lo anterior quiero decir, y esto es una decisión total y absolutamente voluntaria, porque me han tratado en la radio de hacer desistir de la idea, me resulta personalmente muy injusto someter a la Radio ADN a las eventuales consecuencias de mis decisiones profesionales, por lo que en este acto hago abandono de este programa, que tiene un staff periodístico notable o idóneo, que no merece cargar con las decisiones profesionales que yo he tomado”, sentenció.

Periodistas, políticos y opinólogos no tardaron en hacerse parte del debate generado por la renuncia de Paulsen, sumando adherentes y detractores a causa de su decisión. Así fue cómo reaccionaron distintas personalidaes ante los dichos de Paulsen: