La querella de Michelle Bachelet contra revista Qué Pasa, a causa de las transcripciones de Juan Díaz donde acusa presuntos pagos a la mandataria en el Caso Caval, sumó otro round durante horas de la mañana del día de hoy. La edición de esta semana de la publicación de Copesa editorializó con el tema que ha levantado un intenso debate respecto a la libertad de expresión y sus límites entre muchas figuras del mundo político y periodístico.

En la editorial, el medio no escatimó en sus disparos contra la decisión de Bachelet de querellarse contra el medio. “Lamentamos que la presidenta se haya inscrito en la historia como la primera gobernante en querellarse contra un medio de comunicación y contra periodistas desde el retorno de la democracia”. A juicio de la revista, la querella de la mandataria “intenta coartar la libertad de expresión” y restaron valor a que, según comunicó el gobierno, la acción fuera presentada por Bachelet “en su condición de ciudadana”.

Para defender la libertad de expresión amenazada recurriremos a todas las instancias, nacionales e internacionales, tanto jurisdiccionales como gremiales, pues consideramos que los peligros relacionados con esta acción gubernamental, merecen reaccionar con la mayor fuerza”, señala la publicación.

Pero lo más llamativo de la columna fue una alusión a una de las frases emblemáticas de la Presidenta, “me enteré en  Caburgua por la prensa”, la cual fue dicha en el contexto del estallido del Caso Caval cuando, precisamente, Qué Pasa golpeó con un artículo donde develaba los negocios ilícitos de Sebastián Dávalos en febrero del año pasado. “Nuestro compromiso es que todo el país, incluida la presidenta, se siga enterando de los asuntos importantes por la prensa“, cerró la editorial de la revista dirigida interinamente por Juan Pablo Larraín.