El día de ayer la Corte de Apelaciones de Temuco revocó el arresto domiciliario de la machi Francisca Linconao Huircapán, acusada de participar en la quema y asesinato del matrimonio Luchsinger Mackay. Antes de volver a ingresar a la Cárcel de Mujeres de Temuco, la autoridad espiritual mapuche concedió una entrevista al periodista Pedro Cayuqueo en La Tercera donde reveló detalles inéditos de su relación con la familia Luchsinger y apuntó hacia la familia Taladriz por la criminalización que enfrenta como machi.

Luego de explicar que su hermana Juana trabajó por cerca de 14 años trabajando en distintas casas de la familia y crió a Jorge Andrés Luchsinger, Francisca Linconao prosiguió: “Le voy a contar algo que nunca he dicho. Don Werne Luchsinger me acompañó cuando me recibí como machi. Yo tenía 16 años y cuando paré mi rehue él estuvo conmigo acá, fue invitado y vino con toda su gente. Y años después también vino a mi ceremonia de ngeikurewen (renovación del rehue). Éramos cercanos.”

En la entrevista, la machi también apuntó a la querella que interpuso contra la familia Taladriz por tala ilegal de árboles, la que a su juicio dio pie a una persecución en su contra: “A ellos les dolió cuando gané en la Suprema ese juicio para proteger los lawen (remedios naturales) del huincul (cerro). Yo después reclamé esa tierra en Conadi y nos dieron la aplicabilidad. Hoy están todos en contra de mi persona.”