La teleserie de la formalización de Jaime Orpis en el caso Corpesca pareciera ser de nunca acabar. El 4° Juzgado de Garantía aplazaría para mañana las medidas cautelares del desaforado senador. La fiscal Ximena Chong detalló 75 delitos de cohecho por los que se acusan a Orpis, quien además está imputado por delito tributario y fraude al fisco. Según los datos de la investigación, el ex UDI recibió $233 millones de pagos efectuados por Corpesca durante tres años, monto que habría sido dividido en pagos mensuales de más de $4 millones cada unoi.

Hoy, en la cuarta jornada de formalización, la jueza Daniela Guerrero escuchó las réplicas de los querellantes y luego a la defensa del parlamentario. La prisión preventiva fue solicitada por el Ministerio Público, el Servicio de Impuestos Internos y el Consejo de Defensa del Estado.

En la jornada del viernes, la defensa -encabezada por el abogado Carlos Cortés- exigió arresto domiciliario nocturno y arraigo nacional, señalanado que “la prisión preventiva podría generar muy malos efectos en su salud”. Además, afirmó que los pagos de Corpesca no influyeron en las decisiones adoptadas por Orpis entre 2009 y 2013, que los fondos se utilizaron sólo parta cubrir gastos de su campaña electoral y que las boletas emitidas por el legislador estaban en marco de la ley.

En la jornada de hoy, la Fiscalía enfatizó que “estamos en presencia de una persona peligrosa para la sociedad”. No obstante aquello, no se pudo llegar a una resolución defintiva, por lo que la decisión de las medidas cautelares se conocería finalmente mañana martes a las 14 horas.