Pese a que en un primer momento el tribunal había aplazado la decisión de las medidas cautelares para mañana martes a las 14 horas, la Fiscalía decretó finalmente hoy el juicio que recaería sobre Jaime Orpis: arresto domiciliario total y arraigo nacional. Esto luego que la fiscal Ximena Chong detalló 75 delitos de cohecho por los que se acusan a Orpis, quien además está imputado por delito tributario y fraude al fisco. Según los datos de la investigación, el ex UDI recibió $233 millones de pagos efectuados por Corpesca durante tres años, monto que habría sido dividido en pagos mensuales de más de $4 millones cada uno.

En esta, la cuarta jornada de formalización, la jueza Daniela Guerrero escuchó las réplicas de los querellantes y luego a la defensa del parlamentario. La prisión preventiva fue solicitada por el Ministerio Público, el Servicio de Impuestos Internos y el Consejo de Defensa del Estado. En la sesión, el abogado Carlos Cortés hizo ver que el parlamentario desaforado no arriesga penas de cárcel y que se encuentra bajo “estricto cuidado médico” luego que sufriera un infarto en agosto de 2015.

En la jornada de hoy, la Fiscalía enfatizó que “estamos en presencia de una persona peligrosa para la sociedad”. No obstante, desestimó la medida de prisión preventiva, la cual fue rechazada por el tribunal.