Esta mañana el ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, oficializó la demanda que hará Chile contra Bolivia ante la Corte de La Haya por el caso del río Silala, algo que ya había anunciado más temprano la Presidenta Michelle Bachelet en Radio Zero.

“Por instrucción de la Presidenta de la República, a esta misma hora, en La Haya, la directora de Fronteras y Límites de la Cancillería, Ximena Fuentes, ha hecho entrega al secretario de la Corte la solicitud de la demanda chilena para que se determine que el Silala es un río internacional y que por lo tanto Chile tiene derecho sobre las aguas de este curso de aguas internacionales”, informó Muñoz desde la cancillería.

Luego de eso, procedió a resaltar el equipo a cargo del caso, que tendrá como agente a la propia Ximena Fuentes, con asesores como el ex subsecretario y ministro subrogante de Justicia durante el gobierno de Sebastián Piñera y actual presidente del Consejo de Defensa del Estado, Juan Ignacio Piña. si bien el canciller dijo que no tiene relación con la otra disputa que mantiene Chile con Bolivia ante la Corte, aseguró que estarían coordinadas y que por eso se contaba con la presencia de José Miguel Insulza. Esta demanda marca la intención de Chile de seguir en La Haya.

Este conflicto tuvo como origen el reclamo que hizo Bolivia a Chile por una compensación por el uso de las aguas del Silala, argumentando que se trata de un manantial que nace en su territorio (Potosí). Incluso Bolivia creó un Consejo de Defensa de los Manantiales del Silala en el marco de esta disputa.

Muñoz criticó la actitud del presidente de Bolivia, Evo Morales. “El presidente de Bolivia anunció el mes pasado de marzo que su gobierno presentaría una nueva demanda contra Chile ante la Corte de La Haya por lo que llamó el ‘robo de las aguas del Silala’. Así mismo ha anunciado una serie de acciones para que Silala no siga fluyendo hacia Chile”, dijo el canciller, luego se quitó los lentes para enfatizar hacia la cámara: “Esto es inaceptable”.

Luego agregó: “Chile no puede permitir que Bolivia siga intentando instrumentalizar el derecho internacional como vehículo del hostigamiento político”.

El detalle de la demanda

El canciller resumió en cinco puntos lo que Chile pedirá a la Corte:
1. Que el río Silala es un curso de agua internacional, cuyo uso se encuentra regido por el derecho internacional.
2. Que Chile tiene derecho de uso equitativo y razonable de las aguas del río Silala, en conformidad al derecho internacional.
3. Que bajo el estándar del uso equitativo y razonable tiene Chile derecho al uso que actualmente hace de las aguas del río Silala.
4. Que Bolivia tiene la obligación de tomar todas las medidas adecuadas para prevenir y controlar la contaminación y otras formas de daño a Chile, resultante de sus actividades en las cercanías del río Silala.
5. Bolivia tiene la obligación de cooperar con Chile, y notificarle oportunamente de medidas que haya planificado y que pueda tener un efecto adverso en los recursos hídricos compartidos, de intercambiar antecedentes e información y de conducir cuando sea apropiado un estudio de impacto ambiental que le van a permitir a Chile evaluar los efectos de estas medidas