Esta mañana, un grupo de ex trabajadores de las salmoneras se manifestaron en los accesos a las ciudades de Chonchi y Quellón, en la isla grande de Chiloé.

Se trata de un grupo de cesantes que cortaron la Ruta 5, como medida de presión al gobierno luego de la nula respuesta a las peticiones de la agrupación.

A raíz de esta posición es que el grupo debidamente organizado llegó hasta el Kilómetro 2 al norte de Quellón para instalar barricadas a impedir el paso del transporte público y privado con la salvedad de los vehículos de emergencia reiterándose similar medida en la rotonda de Huitauque en Chonchi.

El vocero de los cesantes en Chiloé Gustavo Cortés, señaló que “nos cansamos de que el Gobierno nos esté viendo la cara, tuvimos una reunión con la ministra del Trabajo la cual tenía un plazo para el miércoles de la semana pasada y dar respuesta a un petitorio que se presentó en Santiago y resulta que hasta el día de hoy no tenemos nada”.

Según consigna Soy Chiloé, los principales puntos del petitorio son un bono de $400.000 por una sola vez, 7 mil cupos de empleo a través de los diferentes programas de empleo del Estado y capacitaciones pagadas al equivalente un sueldo mínimo y que sean reorientadas hacia la reconversión laboral.