Cohecho, fraude al fisco y delitos tributarios son las imputaciones al desaforado senador UDI Jaime Orpis en el marco del caso Corpesca.

Tras cuatro días de formalización, el Ministerio Público decretó arresto domiciliario total y arraigo nacional contra Orpis. El fiscal Emiliano Arias se manifestó “conforme” pese a que pedían prisión preventiva, no descartando una apelación a la cautelar solicitada.

Los que no quedaron conformes fueron los usuarios de redes sociales, quienes mantuvieron el nombre del abogado y político en el primer lugar de las tendencias nacionales de Twitter durante toda la tarde, tras conocerse la resolución del Tribunal; responsabilizando principalmente a la desigualdad social que, incluso, toca a la justicia, aludiendo a que en Chile el rico paga su pena en casa, y el pobre en la cárcel.