El 31 de mayo pasado, los trabajadores de call centers del Banco de Crédito e Inversiones (BCI) llevaron a cabo, con un aplastante 98% a favor, la primera huelga legal de la compañía en 75 años de existencia. La movilización ocurre a causa de la constante infracción de las leyes laborales y las precarias condiciones que el BCI -banco propiedad del Grupo Yarur- entrega a los empleados del área comercial.

Entre las demandas de los trabajadores se incluyen un aumento del sueldo base, que actualmente está cerca de los 270.000 pesos, que se paguen comisiones por ventas y no un bono variable, el compromiso de que el banco pague el seguro complementario de salud y también la cancelación de un bono de término de conflicto.

Además, exigen que la empresa pague completamente el bono de cuidado por hijo, el cual al no cumplirlo se traduce en que quienes operan los call centers, mayoritariamente mujeres, deben pagar la diferencia entre el monto del bono y la mensualidad de las salas cuna.

Hoy se cumple una semana desde que la movilización comenzó, y pese al silencio cómplice de los medios masivos de comunicación (muchos de ellos reciben auspicios directos del banco), la empresa ha iniciado una campaña de descrédito a la huelga legal que llevan a cabo los trabajadores agrupados en los Sindicato N°1 del BCI.

Así, desde las altas cúpulas han impulsado el hashtag #10MilFelicesEnElBCI, donde decenas de cuentas (algunas con muy pocos twitteos y otras pertenecientes a trabajadores de áreas más administrativas) comentan lo contentos que se encuentran de trabajar en el banco y demuestran poca solidaridad con las precarias condiciones en los call centers.

No obstante, a la gerencia le salió el tiro por la culata y lo que pretendía ser una campaña difamadora no pasó desapercibida en Twitter y se transformó finalmente en una visibilización del conflicto, que rápidamente concitó apoyos entre los usuarios, generando el efecto opuesto a lo que buscaban los dueños del BCI.

Estos son algunos de los tweets que repudian el reaccionario hashtag: