En un breve punto de prensa en La Moneda, el nuevo ministro del Interior, Mario Fernández, se refirió a su sorpresiva llegada a Palacio.

El militante DC que hasta ayer se desempeñaba como embajador en Uruguay, donde reemplazó al comunista Eduardo Contreras, señaló que asumía por completo la agenda legislativa del gobierno.

“Obviamente me vi sorprendido, gratamente sorprendido, además muy honrado y muy emocionado por este nombramiento”, dijo.

Consultado puntualmente por el proyecto de despenalización del Aborto en tres causales, el que ha sido criticado por el partido falangista, el nuevo Secretario de Estado,  señaló tajante que aopyaba la iniciativa como parte del programa del Ejecutivo.

Esto llamó la atención de inmediato, debido al historial conservador que tiene Fernández, luego de su conocida oposición al divorcio y a la píldora del día después.

Nunca he mostrado discrepancias sobre ese proyecto, yo estoy obviamente con el programa de gobierno, soy parte de la Nueva Mayoría, como militante DC estoy de acuerdo con las iniciativas del gobierno sin ningún doblez, el proyecto enviado por la Presidenta de la despenalización del aborto por tres causales muy concretas yo lo suscribo”, fueron sus palabras.

Fernández añadió que veía a “un gabinete afiatado” y que debía enfrentar “una etapa compleja por la etapa prelectoral que hay y porque hay proyectos muy improtantes que estan en plena tramitación, pero es parte de la democracia”.

Sobre el rol que debiese asumir en su partido, dijo que “no represento un nuevo liderazgo, la Democracia Crisdtiana es parte de la Nueva Mayoría y yo soy parte de la DC desde los 18 años y no creo que se sienta fortalecida ni mucho menos, es parte de la coalición de gobierno y asumo como militante. Además estoy reemplazando a un gran militate”, dijo en alusión a Burgos.

El nuevo titular de Interior afirmó que esta tarde se reunirá con el saliente ministro para conocer detalles de la gestión.