La rotura de matriz que provocó una gran fuga de agua en las comunas de Santiago y Providencia -y dejó sin funcionamiento parte importante de la Línea 1 del Metro- provocó desconcierto en la capital, dejando ese caótico escenario como antesala de la marcha multisectorial que la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) convocó para hoy en protesta por el contenido de la reforma educacional impulsada por el gobierno de Michelle Bachelet.

A raíz de esto, en noticiarios y redes sociales surgió la inquietud de si se llevará a cabo la manifestación luego de las inundaciones. Incluso el intendente de Santiago, Claudio Orrego, apeló a la “conciencia social” del movimiento, solicitándoles recalendarizar la marcha. La Confech realizó una asamblea urgente para reevaluar la situación y decidieron realizarla de todos modos, pero cambiando el punto de encuentro y la hora de la marcha.

Para resolver la inquietud, uno de los voceros de la Confech, Gabriel Iturra, anunció en la mañana que la marcha se llevaría a cabo de todos modos, pero habrá cambio de hora y lugar: ya no comenzaría a las 10:00, sino que a las 11.00 horas; ya no comenzaría en Plaza Italia, si no que en Santa Lucia y llegaría hasta calle Echaurren. Así twitteó la Confech el anuncio:

Al caos vial de la mañana se le suma también la preocupación por la sorpresiva renuncia de Jorge Burgos al Ministerio del Interior, quien apenas dejó el cargo fue rápidamente reemplazado por Mario Fernández. Los estudiantes se mostraron preocupados frente al accionar del nuevo ministro durante esta marcha, temiendo que se repita la represión desmedida de Carabineros recrudecida durante la administración de Burgos.

Y así fue, apenas comenzada la manifestación en las inmediaciones del Cerro Santa Lucía se registraron los primeros incidentes

Los primeros incidentes se registraron al poco andar de los estudiantes, donde un grupo de encapuchados comenzó el primer enfrentamiento con Carabineros en la intersección de la Alameda con Santa Rosa.