Este viernes, a través de una carta al director llamada “Cristo Agredido I” publicada en el diario La Segunda, el ex dirigente estudiantil Víctor Ramírez y los ex voceros de la Cones 2011 y 2013, Freddy Fuentes y Moisés Paredes– actualmente en la dirección de Educación 2020-, manifestaron su rechazo a los hechos que el día de ayer terminaron con la destrucción de la figura de yeso de Jesucristo de la Iglesia de la Gratitud Nacional.

“La Iglesia de la Gratitud Nacional no es sólo un templo católico, es un símbolo patrio, de defensa de los derechos humanos, custodia de la dignidad de las personas y patrimonio arquitectónico”, señala la carta.

Luego hace un llamado: “De una vez y para siempre, llamamos a dar la cara, a manifestarse y movilizarse, a argumentar y convencer sin violencia, sin fuerza y sin miedo”.

Finalmente, los ex dirigentes estudiantiles llamaron delincuentes a los encapuchados, asegurando que no tenían que ver con los estudiantes: “Y partamos dando el primer paso, cual es llamar las cosas por su nombre: el encapuchado es un delincuente, no un manifestante ni menos un estudiante”.