El futbolista Jean Beausejour habló en una extensa entrevista acerca de su postura política, su historia personal y de cómo ha visto ese mismo proceso.

Consultado por las reacciones que hubo desde distintos sectores cuando ingresó al Consejo de Observadores, el jugador fue categórico: “Hubo un diputado, creo que de la UDI, que graficó con su comentario, no sé si a él o a su sector, cuando dijo: “pastelero a tus pasteles”. Entonces yo me pregunté: ‘¿cómo alguien puede ser tan estrecho de mente que imagina que un futbolista, o cualquiera, sólo puede opinar sobre el ámbito en que se desenvuelve, y no pueda tener otros intereses?’ Eso reflejaba muy bien a un sector que no quiere ceder ni un milímetro del último chiche que les va quedando: la Constitución”.

En una extensa conversación con Patricio Fernández, colega suyo en el Consejo Ciudadano de Observadores del Proceso Constituyente,  Beausejour dijo que “ser mapuche es algo que viene conmigo desde que tengo uso de razón. No es algo que me haya pasado ahora con el despertar de la nueva generación mapuche. Mi familia siempre llevó con mucho orgullo el ser mapuche. Como una distinción. Yo siempre escuché que nosotros llevábamos siglos y siglos en esta tierra. Nunca fue un peso. En el colegio exigía que me dijeran los dos apellidos: Beausejour Coliqueo”.

Esto porque Beausejour es mitad haitiano, mitad mapuche. Su padre es un haitiano que llegó a Chile por estudios, mientras que su madre es 100% mapuche de padre y madre.

En la entrevista publicada por The Clinic, el jugador luego profundizó sobre su parte haitiana: “Es raro, porque lo que más aflora en mí es el haitiano, y yo, sin querer esconderlo –siempre digo que tengo la fortuna de pertenecer a dos pueblos muy revolucionarios, el haitiano, que fue la primera colonia en independizarse de Francia, y el mapuche, pueblo que nunca fue conquistado por ninguna colonia extranjera-, llevé más bien el orgullo de ser mapuche”.

Otro de los ámbitos que abordó el jugador fue su postura política, usando una analogía con su posición en el fútbol: “Yo no soy de partidos. En política soy re parecido a lo que hago en la cancha. Juego por los mismos sectores en ambos escenarios: por la banda izquierda. Muy pocas veces traspaso el límite de la banda izquierda hacia fuera, porque no soy extremista. Me muevo entre la banda izquierda y un poco al centro, con matices. Y no recuerdo en mis años de futbolista haberme ido a jugar por la derecha”.