En la noche televisiva de este jueves 9 de junio, tanto Stefan Kramer como el actor Daniel Alcaíno abordaron en sus pautas humorísticas a Michelle Bachelet. Ambos, desde la perspectiva del abandono que según ellos sufre la Presidenta por parte de la Nueva Mayoría.

El primero, caracterizándose como la Mandataria, realizó una soberbia imitación contando que se sentía “sola” y que “cuando uno está arriba, todo el mundo te apoya, pero cuando uno está abajo, todo el mundo desaparece”, dijo el comediante, contando una anécdota que sacó carcajadas: “Yo a veces voy a La Moneda y no me saludan ni los guardias. Fíjese que el otro día estaba mirando por la ventana, y había parte de mi gabinete que estaba fumando cigarrillo, entonces yo bajé para compartir con ellos y se devolvieron, y veo el cenicero y les quedaba harto cigarrillo”, comentó con tristeza.

Por su parte, Yerko Puchento, quien llevó su rutina vestido de encapuchado, se burló de los partidos que integran al oficialismo, acusándolos de que “cuando la Bachelet tenía 67% andaban como locos, como quiltros detrás de la leva, se pegaban codazos para aparecer en los afiches junto a ella, la abrazaban, se sacaban fotos con ella, con chapitas, con cintillos, con banderas. Los políticos salían bailando cumbia, semana a semana con la Bachelet, le celebraban todo”.

Los dos humoristas responsabilizaron de la “soledad” de la ejecutiva al gabinete y a los líderes de los partidos del gobierno, mostrando a una Bachelet completamente desamparada. Kramer, incluso, imitándola, anunció su renuncia, sacándose la banda presidencial y asegurando que ahora se dedicaría a ser mamá, produciéndose un encuentro entre ella y un actor interpretando a su hijo Sebastián Dávalos, sosteniendo un diálogo en que el cientista político y la Presidenta se reencuentran en un abrazo. Dávalos, termina la rutina pidiéndole a su madre una reunión “con tu amigo”, refiriéndose a Andrónico Luksic.

Alcaíno, investido como Puchento, fue más directo e increpó a los políticos llamándolos “chupamedias” y acusándolos de que ante las bajas de la Presidenta en las encuestas, “les vino amnesia”. Incluso, metió al saco hasta a Giorgio Jackson, diciendo que el joven líder de RD “reculó y se salió de la Nueva Mayoría (NM), o sea, fue oficialista hasta que los números le convenían al hueón, ni un pelo de tonto tiene ese hueón, ni un pelo, pifias para él”, siendo apoyado por el público quien dedicó un gran abucheo al parlamentario, siendo que Jackson jamás formó parte de NM.

Revisa aquí la rutina de Yerko Puchento.

Revive aquí la imitación de Stefan Kramer a Bachelet.