José Miguel Insulza, agente de Chile en La Haya, en entrevista con El Mercurio este sábado, se refirió a la salida de Jorge Burgos (DC) del ministerio del Interior. Asimismo, usó la tribuna para criticar al llamado “fuego amigo” dentro de la Nueva Mayoría, luego que algunos dirigentes del oficialismo aprovecharan la salida de Burgos y pidieran la renuncia del Secretario General de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre (PPD). 

En la entrevista, Insulza declaró que “yo no tengo motivos para pensar que todo ese partido piensa igual. Y pueden pensar como les parezca, pero creo que atacando todos los días a los ministros, en lugar de atacar a la derecha, ciertamente estamos creándonos problemas”, agregando que “uno espera de la oposición que dispare. Pero cuando la situación llega a un punto en que todo lo que hacen los ministros es objetado, cuando dirigentes de un partido de gobierno ante un cambio de ministro de Interior aparecen diciendo que no basta eso, que hay que sacar a otro, eso dificulta mucho la gestión del gobierno. Nos estamos haciendo daño a nosotros mismos”.

Insulza valoró la llegada de Mario Fernández al gabinete, esperando que “le ponga un sello de tranquilidad a la gestión”. Consultado sobre la opinión que tiene del abogado, el ex ministro comentó que “es una persona que se lleva bien con la gente, de buen carácter, no ejerce la autoridad a los gritos, es un hombre tranquilo”. El ex presidente de la OEA, se refirió además a la querella de la Presidenta contra la revista Qué Pasa, manifestando que “tiene derecho a querellarse. Ustedes mismos preguntan lo que quieren, dicen lo que quieren. Por favor. Este gobierno defiende la libertad de expresión y es un gobierno mucho más democrático que lo que están dispuestos a aceptar quienes apoyaron el gobierno de Pinochet”.