Con el hashtag #Nofuepenal, muchos bolivianos y no pocos chilenos se sumaron a la indignación causada cuando, al minuto 98 del encuentro entre Chile y Bolivia en Copa América Centenario, el arbitro Jair Marrufo cobró un dudoso penal a favor de la escuadra nacional.

La falta que no fue, no sólo puede verse de manera evidente en la repetición de las imágenes, sino que en el momento mismo de ser ejecutada los y las espectadores dudaron de inmediato de la supuesta “mano” del defensor boliviano Luis Gutiérrez.

Así fue como la efervescencia del momento arrastró a varios a las redes sociales para insinuar el “arreglín” de la Roja y así no vivir un papelón en su condición de actual Campeón de América. Con alusiones a la mafia de la FIFA, los usuarios se tomaron el tema con rabia, humor y decepción.