Hasta la ex Posta Central de Santiago llegó ayer el fiscal regional de Coyhaique, Pedro Salgado, quien se mantuvo en el lugar toda la mañana para poder conversar con Nabila Rifo. El fiscal debió esperar hasta las dos de la tarde, ya que la joven de 27 años se encontraba en una sesión de terapia. Luego de una conversación de dos horas, el fiscal declaró que Nabila “se encuentra consciente. Tiene recuerdos de su vida pasada y de a poco se va acercando a los hechos”.

Su declaración es clave para la Fiscalía regional de Coyhaique, ya que podría confirmar la tesis del Ministerio Público de que fue la expareja de la mujer, Mauricio Ortega -actualmente en prisión preventiva- quien la golpeó salvajemente la madrugada del 6 de mayo en Coyhaique, dejándola agonizante con lesiones graves como traumas craneanos, sangrados asociados a violación y enucleación de sus globos oculares; es decir, fueron arrancados. Sin embargo, la diligencia continuará hoy, ya que el estado de salud de Nabila no permite que sostenga conversaciones tan largas.

En tanto, organizaciones feministas y de mujeres siguen haciendo vigilia por Nabila en las afueras de la Posta Central. Para hoy la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres convocó a las 19:00 en Portugal con Diagonal Paraguay, Santiago: