400 millones de pesos en daños fue el monto estimado por la alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá, luego de que ayer desalojara el emblemático Internado Nacional Barros Arana, que fue restaurado el año 2011 luego de sufrir graves daños en el terremoto del 27F.

Los daños causaron polémica en las redes sociales, donde las opiniones se dividieron entre quienes repudiaban el hecho y quienes acusaban el tono inquisidor en que se informaba, acusando la conocida criminalización mediática de los estudiantes.

El liceo fue re-tomado durante esta madrugada por los estudiantes y nuevamente desalojado por los uniformados, quienes llegaron al lugar incluso con su brigada canina.

Revisa los mejores posteos en la red de microblogging a continuación: