Dos procesos paralelos de huelga enfrenta el Banco de Crédito e Inversiones. A la huelga de su área de callcenter, que ya lleva diecisiete días, suma 300 trabajadores y tiene un 98% de adhesión, se sumó el día el lunes 6 de junio el Sindicato Nacional Banco Crédito e Inversiones. Se trata de 556 trabajadores adscritos -según datos de la empresa-, que representan el 5,29% del total de la planta. Estas huelgas son una situación inédita en el banco del Grupo Yarur y según los comunicados de la gerencia sus condiciones de trabajo están entre “las mejores del mundo”.

Sin embargo, la presidenta del Sindicato Nacional, Carolina Guerra, explicó que no se han registrado avances. Incluso, la gerencia del Banco BCI no asistió a la última mesa formal en la Dirección del Trabajo del pasado lunes. Mitzi Badilla, del sindicato callcenter, acusó en radio Bio Bio que esto se debe a la “ideología antisindicalista de la empresa”.

Actualmente los sindicatos mantienen cuatro acciones judiciales por prácticas antisindicalistas contra el Banco BCI, tales como retención de remuneraciones, la no entrega de las liquidaciones correspondientes, el envío de correos amenazantes diciendo que llevarían a los trabajadores movilizados ante la justicia. En forma pública, además, la empresa ha intentado desestimar la huelga, primero con un hashtag fallido en redes sociales #10milFelicesConBCI y ahora obligando a los trabajadores de atención al cliente a negar la huelga: