Los destrozos que se registraron durante la toma del Internado Nacional Barros Arana (INBA), los cuales superaron los 400 millones de pesos en daños, fueron el tema principal al que se refirió el ministro vocero de Gobierno, Marcelo Díaz.

La autoridad criticó duramente lo ocurrido en el emblemático liceo de Santiago Centro. “La toma y la destrucción del INBA no puede ser legítima para nadie (…) ni la de ningún colegio, la destrucción no puede ser un camino. Entiendo cómo legitima la movilización estudiantil (…) pero eso tiene que hacerse en armonía, con movilizaciones lúdicas, pacíficas como las de 2011”, sentenció.

Del mismo modo, el vocero dijo que no existe control de los dirigentes y que no entiende la radicalización del movimiento, pues está profundamente convencido de que “si hay un Gobierno que ha hecho transformaciones de fondo, es éste”. En esa misma línea, indicó que “no hay posibilidad de hacer esta reforma en cinco minutos”, defendiéndose contra las críticas que señalan que los avances de la Nueva Mayoría en términos educacionales no han sido sustantivos.

“Lo que hemos visto acá es una suerte de negativa a dialogar (…) Hay una diferencia entre lo que fueron las manifestaciones de 2011 y lo que son estas movilizaciones estudiantiles. El lenguaje, el tono. Ni siquiera somos capaces de comprender lo que están planteando, porque tampoco hay una exposición muy clara de las cosas”, afirmó  en la conversación que tuvo en horas de esta mañana con el programa ADN Hoy de ADN Radio.

Frente a las críticas del ministro, en la mañana de hoy el Presidente del Centro de Alumnos del INBA, Diego Arraño, se defendió apuntando en que ellos están conscientes de lo lamentable de la situación al interior del recinto educacional. “Nosotros hemos sido bastante autocríticos. De hecho, nosotros constantemente hemos dicho que criticamos los actos de violencia, el deterioro del establecimiento educacional, criticamos todos los actos que le quitan el foco a las demandas del movimiento estudiantil. Hoy día por culpa de esto, el deterioro en el INBA se ha estado hablando solamente de destrozos y no se está hablando sobre educación. Hoy día son 100 colegios a nivel nacional que se están movilizando y solamente nos estamos preocupando de uno”, señala el dirigente en conversación con el portal T13.cl.

“La gente que nosotros pillamos ahí adentro las vetamos y las echamos del establecimiento; no podían entrar. Y eso pasó en la primera semana. Más allá de que tuvimos sacar a harta gente y después de eso teníamos que arreglar, estábamos haciendo un llamando a ordenar y limpiar y justo nos empezaron a desalojar. Tuvimos la mala suerte que nos vinieron a desalojar”, añadió.

Arraño, que ayer participó en la irrupción al edificio del ex Congreso para “funar” a la alcaldesa de Santiago por su decisión de desalojar el INBA, es también vocero de la ACES y desde esa posición hizo un llamado a tomarse los establecimientos educacionales que estén designados como lugares de votación.

“No creemos en la institucionalidad. Entendemos que la institucionalidad está totalmente viciada. Entonces no dejaremos que los políticos corruptos hagan sus elecciones y hagan todo su escena bastante barata en nuestros establecimientos. No vamos a dejar que nuestros recintos educacionales sirvan para que ellos hagan sus primarias”, disparó.