Luego de que la Nueva Mayoría, Amplitud y Evópoli empezaran a agilizar las gestiones para reactivar el debate sobre matrimonio homosexual -tras siete proyectos sin avance en el Parlamento-, un grupo de diputados de la UDI decidió contraatacar.

Sin contentarse con la prohibición actual del Código Civil, que señala que “el matrimonio es un contrato solemne por el cual un hombre y una mujer se unen (…)”, o la Ley de Matrimonio Civil, la UDI busca impulsar una restricción explícita en la Constitución de Chile, que de momento sólo señala: “La familia es el núcleo fundamental de la sociedad”.

El proyecto será ingresado hoy por Juan Antonio Coloma, quien argumentó: “Cuando uno analiza los distintos proyectos de ley, todos ellos buscan no solamente establecer el matrimonio entre personas del mismo sexo sino que también la adopción de niños”. También aseguró: “Uno tiene principios que defender y eso no cambia cuando la ola va para un lado o para otro”.

Además de Coloma, el proyecto cuenta con el apoyo de los diputados UDI Ernesto Silva, María José Hoffmann, Ignacio Urrutia, Felipe Ward, Sergio Gahona, Claudia Nogueira e Issa Kort.

“El Acuerdo de Unión Civil ha sido suficiente y resuelve el problema. Generar ahora una institución paralela a la del matrimonio lo que hace es generar confusión”, dijo el presidente de la colectividad, Hernán Larraín. Por otro lado, Renovación Nacional dio libertad a sus militantes para apoyar o no esta iniciativa.

En entrevista con The Clinic, el presidente de las juventudes UDI, Felipe Cuevas, ya había dicho sobre este tema: “Que el Estado regule la unión entre dos hombres, hace pensar que sería igual de válido que alguien después empiece a reclamar que regulemos el pololeo. Podríamos caer en que alguien quiera regular su relación con su abuela, porque al final hay convivencia y afecto. Y si regulas afectos, por qué no permitimos que se casen tres personas. Siempre lo he planteado así: no me parece que el Estado se tenga que meter a regular afectos. Y entre un hombre y un hombre solo puede haber afecto. No puede haber descendencia. De hecho, el Estado debe promover y potenciar la perpetuidad de la especie”.

 

Revisa las reacciones en redes ante la iniciativa: