Las repercusiones del anuncio transversal de la Nueva Mayoría, Amplitud y Evópoli de que agilizarán el trámite del matrimonio igualitario siguen. Mientras que el día de ayer la UDI anunció que busca impulsar una restricción explícita en la Constitución de Chile, que de momento sólo señala: “La familia es el núcleo fundamental de la sociedad”, para que explicite que es sólo entre un hombre y una mujer. Pero dos jóvenes diputados UDI se desmarcaron de esto a través de la prensa y las redes sociales.

La legisladora Marisol Turres señaló ayer en su twitter que la orientación sexual “no tiene nada que ver con ser buena/mala persona, espos@, hij@, amig@, padre o madre… #MatrimonioIgualitario”, aclarando luego a Cambio 21 y a  El Dínamo que estaba a favor de la ley:

En tanto, el hijo del conservador político del mismo nombre y diputado por Estación Central, Maipú y Cerrillos, Joaquín Lavín, precisó hoy en cartas al director de La Tercera que “la investigación ha demostrado que las personas homosexuales no se diferencian de las heterosexuales en cuanto a habilidades parentales, y que sus hijos no muestran ningún déficit al compararlos con hijos criados por heterosexuales”:

Desde el MOVILH emitieron un comunicado celebrando este aislado pronunciamiento de Turres y Lavín.

“Considerando que la UDI es mayoritariamente contraria a nuestros derechos, desde la década del 90 hasta ahora, estas declaraciones explicitan un cambio al interior de sus autoridades que avanza hacia la no discriminación y el respeto a la igualdad, lo que valoramos y aplaudimos con vehemencia”.

En la organización esperan la UDI “comprenda que no es  necesario esperar 25 años para que asuma las realidad que ya les están planteando legisladores como Turres y Lavín y que comiencen una discusión seria, respetuosa y desideologizada sobre el matrimonio igualitario”.