Durante estos días, distintos usuario de redes sociales venían denunciando la presencia de Carabineros de Fuerzas Especiales parapetados en Plaza Ñuñoa y otros puntos cercanos al Liceo Experimental Manuel de Salas, ubicado en Irarrázaval con Brown Norte.

La amenaza de desalojo, que resultó efectiva ayer jueves 16 por la noche, demoró cerca de 12 horas en concretarse. Esto, ya que hubo una presencia masiva de apoderados, familias y amigos de los estudiantes, quienes desde fuera y dentro de la toma aseguraron que estaban ahí para salvaguardar al colegio y los adolescentes de la acción policial. La creatividad del movimiento estudiantil se hizo patente una vez más, cuando se volvió viral la imagen de la forma en que los estudiantes esperaban a Fuerzas Especiales: con una “clase de educación cívica”: pruebas-a-carabineros_816x544 “Estamos absolutamente preocupados, Carabineros ha tenido una actitud con los estudiantes que no corresponde de abusos, torturas, de todo”, señaló una apoderada a Cooperativa. Tanto fue así, que en el momento en que los estudiantes salieron detenidos por Carabineros, los esperaron con un túnel de apoderados, familiares y amigos:

El resultado fueron 100 estudiantes detenidos, los que hasta estas horas son esperados por sus padres en las afueras de la Comisaría Nº18 de Santiago: