En horas de esta tarde, Marcelo Díaz comunicó la decisión de la Presidenta Bachelet de descartar la reforma constitucional y de tramitar “a la brevedad” el veto. Esta determinación fue tomada luego del fallo del Tribunal Constitucional. Acompañado de la ministra del Trabajo, Ximan Rincón, y el titular de Hacienda, Rodrigo Valdéz, el vocero de Gobierno informó que en palacio se descartará la tramitación de una ley corta u otra iniciativa de ese tipo.

El ministro, quien comunicó la información acompañado de la ministra del Trabajo, Ximena Rincón y el titular de Hacienda, Rodrigo Valdés- informó así que se descartará la tramitación de una ley corta u otra iniciativa similar.

“Ratificamos que en opinión del gobierno para la negociación de este tipo de pactos la voluntad colectiva de los trabajadores debe ser representada exclusivamente por los sindicatos, sin embargo no existe una interpretación unívoca de los alcances del fallo del TC, existiendo el riesgo de que la interpretación de exclusividad de la titularidad del sindicato se pueda relativizar, implicando una precarizaicón de las relaciones laborales”, señaló Díaz.

El portavoz de La Moneda informó que la decisión se tomó luego que el Ejecutivo no encontrara disposición en la oposición para sumar votos y aprobar cambios a la Constitución. El vocero señaló que el veto presidencial incluye eliminar los pactos de adaptabilidad en materia de jornadas, de horas extraordinarias y jornadas pasivas, así como la introducción de un nuevo quórum para negociar en el sindicato.

“Era necesario construir un acuerdo transversal ya que una reforma constitucional requiere dos tercios de los parlamentarios en ejercicio, quórum que nuestra coalición no tiene. Valoramos y reconocemos la buena disposición y disciplina que tuvo la Nueva Mayoría durante este proceso. El gobierno lamenta la ausencia de voluntad por parte de los representantes de los partidos de la oposición para construir un acuerdo que nos permitiera hacernos cargo del escenario generado por su requerimiento al TC, acotó el vocero.

“La Presidenta de la República ha instruido a los ministros a tramitar a la brevedad el referido veto procediendo a la promulgación de la reforma laboral una vez que este sea despachado. En ausencia de un acuerdo transversal el Ejecutivo no impulsará nuevas iniciativas legales referentes al proyecto de relaciones laborales, focalizando sus esfuerzos en una adecuada implementación”, finalizó.