A la Dirección de Previsión de Carabineros (Dipreca) le llegó una insólita petición: Un subdirector en retiro de Gendarmería solicitó a la institución una pensión mensual de $5.023.632 mediante la resolución N°343/15.

De acuerdo a una información publicada en la edición de hoy de El Mercurio, otros tres coroneles pidieron retiros con montos de $4.929.229, $4.657.791 y $4.401.441. Estas platas superan en al menos dos millones de pesos lo que reciben los comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas, el General Director de Carabineros y el director general de Investigaciones cuando les llega el momento de la jubilación.

“Un comandante en jefe (de las FF.AA.), dada la cantidad de años de servicio, que es sobre los 30, sigue recibiendo su última renta como pensión”, detalla el vicepresidente ejecutivo de Capredena, Cristián Rojas, al diario de Agustín Edwards. Se estima que lo normal es que ese monto esté cercano a los $3.300.000, una cifra que sería la misma para Carabineros, de acuerdo a fuentes de las instituciones.

Además de ser ilegal el pago de las altas pensiones, estas remuneraciones no podían exceder el tope legal de 60 UF ($1.524.000) que se aplica a otros funcionarios públicos. La medida causó repudio en redes sociales, donde algunos usarios compararon las jubilaciones de las Fuerzas Armadas con las miserias que recibe la gente común, lo cual ha llevado incluso a que una anciana de 82 años se encadene en la sucursal de una AFP para protestar contra las bajas pensiones que el pueblo de Chile recibe.

Mira algunas de las reacciones en Twitter a continuación: