Un video publicado el domingo 19 de junio ha puesto en el ojo del huracán a Pedro Sánchez, secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y candidato a la presidencia de España por un supuesto gesto racista en una intervención callejera. Las imágenes, que rápidamente se viralizaron en redes sociales, han causado escándalo en la península ibérica. En ellas se aprecia a Sánchez saludando a un grupo de inmigrantes de raza negra y, luego de hacerlo, frotándose las manos como si se las estuviera limpiando.

El hecho ha sido considerado como racista por parte de opositores y otras organizaciones políticas que recriminaron al candidato del PSOE, quien tras conocer los reproches, se declaró indignado y atribuyó las acusaciones a una manipulación, advirtiendo que quienes han divulgado las imágenes han sido perfiles vinculados al Partido Popular (coalición de derecha) y a Podemos (el bloque de izquierda liderado por el carismático Pablo Iglesias).

El hecho ocurre en el contexto de la previa al llamado 26-J, el día en que se llevarán las elecciones generales en España por segunda vez en seis meses para unas elecciones generales que se han convertido en una  pugna entre los conservadores en el poder y la nueva izquierda de Podemos, que podrían suplantar a los socialistas del PSOE (centro izquierda) como segunda fuerza. El líder del conservador Partido PP, Mariano Rajoy, en funciones desde diciembre, será a priori vencedor y cuenta con la división de la izquierda para mantenerse en el poder.

Tras tres décadas alternándose el poder, el PP y el partido socialista PSOE quedaron muy debilitados en las legislativas de diciembre. La irrupción de Podemos y el partido de centroderecha Ciudadanos dibujaron un nuevo escenario político donde los pactos postelectorales son imprescindibles. Pese a ganar, el PP perdió su mayoría absoluta y, estigmatizado por los casos de corrupción y los recortes presupuestarios, no consiguió ningún aliado de gobierno.

Mira el video del candidato del PSOE a continuación: