Luego de conocerse la noticia que Cecilia Pérez, la candidata de la UDI que figuraba como una de las cartas de Chile Vamos por la alcaldía de Santiago, se bajara de la carrera; se supo quién haría uso de su cupo: nada menos que Joaquín Lavín Infante. El ex ministro y doblemente candidato presidencial quiere repetirse el plato de edil de la comuna más importante de la capital que ya ostentó entre 2000 y 2004.

Los usuarios de redes sociales reaccionaron con amarga sorpresa ante la noticia, sin embargo decidieron tomarse la candidatura con más humor que preocupación. De esta forma, llevaron al economista a liderar las tendencias de este martes 21 de junio, aludiendo por ejemplo a que ninguna cirugía iba a lograr cambiar el pensamiento de Lavín, quien hace un par de días se distanció de los comentarios hechos por su hijo del mismo nombre, quien aseguró estar a favor del matrimonio homosexual. “Para mí es entre hombre y mujer”, respondió el Opus Dei.