Electo concejal en 2011, David Peralta entró por primera vez a la Municipalidad de La Florida cuando estaba en una crisis profunda: la renuncia del alcalde electo, Jorge Gajardo (PS) dividió a las fuerzas de centro e izquierda de la comuna, lo que llevó a reforzar la opción del actual alcalde, el UDI Rodolfo Carter.

Cinco años después, el doctor Peralta- cuyo cartel reza “un floridano de manos limpias”- obtuvo el respaldo mayoritario tras las primarias del pasado fin de semana para ser el abanderado de la Nueva Mayoría en las municipales de octubre, dejando en el camino a Pía Castelli (PPD) y Verónica Aliaga (PS).

Del desafío de enfrentar a un alcalde que es conocido por el primer cultivo municipal de marihuana, pero cuya gestión es investigada por posible malversación y de la unidad de la Nueva Mayoría, conversó Peralta con El Desconcierto:

¿Cómo evalúan el triunfo del fin de semana en La Florida?

El 19 fue una jornada de fortalecimiento de la Nueva Mayoría y los proyectos progresistas de la comuna. Lo siento así porque fue una jornada unitaria, transparente, donde quienes pudieron y quisieron emitir su opinión lo pudieron hacer sin obstáculos. A nivel nacional logramos una participación que quisiéramos fuera más alta, pero los que votan en las primarias son los más comprometidos. De todas formas, se sintió el peso de la Nueva Mayoría: fue una mayor participación que para las primarias de la Concertación de hace cuatro años en las que no participó el Partido Comunista. En esa oportunidad hubo 5341 votos y el domingo llegaron 7830 a opinar. 

Tú te presentas con el apoyo del Movimiento Ciudadano Todas las Manos, además de la Nueva Mayoría…

Todas las Manos me ha apoyado desde que se creó al calor de los conflictos por la crisis municipal del 2011, que coincidió con la lucha nacional, familiar, por el derecho a la educación ese año. Surgió por el deseo de tener una presencia activa en la comuna y han apoyado mi candidatura desde entonces, cuando me presentaron como candidato a concejal, teniendo una buena votación producto de los más de 30 años que llevo viviendo y ejerciendo en la comuna.

En tus cuatro años como concejal te pronunciaste varias veces sobre la necesidad de proteger el bosque Panul y crear una farmacia popular, ¿cuáles son las otras propuestas para la comuna?

En salud, la farmacia y la óptica popular son una de tantas propuestas. Aquí se trata de llevar la salud al territorio, acercar los equipos a los adultos mayores, aumentar la resolutividad de proyectos que también vienen desde el gobierno…

Y, hablando de proyectos que se han instalado en la comuna, ¿cuál es tu evaluación de la puesta en marcha del Hospital de La Florida?

Todavía hay conflictos, superándose, pero aún hay una falencia importante de médicos en algunas especialidades. Algunos servicios, como el mío, que es Urología, han mejorado. Hace años éramos uno o dos urólogos para 400.000 habitantes, hoy ya somos ocho. Pero Urgencias o Ginecología tienen una falta de médicos importante y los colegas tienen una presión enorme para no dejar botado el servicio. Es una tarea nacional: aumentar los especialistas en el servicio público de Salud.

Tu partido se vio muy activo en la campaña para las primarias. Te acompañaron Daniel Jadue, el diputado Teillier, tuviste el apoyo de la diputada Vallejo. ¿Cómo evalúas las redes territoriales del PC?

El partido se pone con su trabajo permanente. Me siento orgulloso de haber sido el candidato del PC en estas primarias, pero hoy ya soy el candidato de la Nueva Mayoria y de muchas organizaciones sociales y movimientos progresistas de la comuna. Es un trabajo del PC desde hace bastante tiempo, donde tiene importancia tener la diputación, porque permite llegar a los vecinos y se ha consolidado el trabajo del Partido Comunista en la comuna.

¿Cuál es la construcción política desde el espacio local que plantea el PC?

Nosotros, como parte de la Nueva Mayoría, tenemos un programa único que es el de la coalición y un elemento importante es la participación. Estamos convencidos de que, como se ha demostrado en comunas como Recoleta, el sello de los comunistas es la participación. No vamos a inventar la rueda: hay mecanismos ya definidos y hay que llevarlos a la práctica. Tiene que ser con todos, no sólo con los partidos, fundamentalmente con organizaciones sociales pero también con los vecinos. El programa debe llevarse a la práctica sobre todo pensando en lo que ha faltado en la Municipalidad de La Florida: ética, transparencia, honradez y la probidad, que a esta administración se le echan de menos.

La Florida ha votado históricamente por candidatos de la Democracia Cristiana o el Partido Socialista. ¿Cómo se va a articular la Nueva Mayoría en la comuna para derrotar a la derecha con un comunista a la cabeza?

La Nueva Mayoría salió fortalecida de las primarias en La Florida. Se consolidó un trabajo conjunto donde pusimos los matices a la vista, pero hay un proyecto en común. Los triunfos y los fracasos dependen del trabajo en conjunto. Los saludos que llegaron desde todos los partidos de la Nueva Mayoría se traducirán en trabajo. No tengo dudas de que vamos a ganar las elecciones de octubre.

El eslógan de las “Manos Limpias” es un palo. ¿A quién va dirigido?

Fundamentalmente a la municipalidad actual de Rodolfo Carter. Hay tres denuncias en la fiscalía y varias más en la Contraloría y Tribunal Electoral, que hemos presentado cumpliendo nuestro rol fiscalizador de los concejales. En dos días más tenemos una entrevista con el fiscal de La Florida y veremos cómo ha avanzado esto, pero no hay duda de que ha sido una administración poco transparente y los floridanos lo saben.