Hace tres días, 986 trabajadores del Banco Falabella -correspondientes a más del 50% de los trabajadores del total de su planta a nivel nacional- iniciaron una huelga desde Arica a Punta Arenas con el voto favorable de 856 funcionarios.

Las demandas van por mejorar los bonos de locomoción, vacaciones, y los aguinaldos de navidad y fiestas patrias, pero principalmente por un aumento en $50 mil pesos de su salario base, que actualmente bordea los $270 mil. “No estamos pidiendo tanto. Para nosotros es injusto lo que nos entregan sabiendo todo lo que han ganado”, dice Marcela Santibáñez, presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores del Banco Falabella, en conversación con El Desconcierto.

Las propuesta de los trabajadores fue considerada como “excesiva” por parte de la empresa. “Ellos siempre se van al porcentaje. Por ejemplo, si me están dando un peso, y yo estoy pidiendo dos pesos, para ellos es un 100%, y se ve como si fuera exhorbitante la cifra que nos entregan. Cuando hablamos de un 30-35% en locomoción, lo muestran como si fueran muchísimas lucas”, explica Santibáñez.

Las cifras que ciertamente podrían calificarse como excesivas son las de la última memoria 2015 de la que, según el último ranking Forbes de empresas en el mundo, es la empresa más grande de Chile y la número 614 a nivel mundial.

Banco Falabella es una filial de la Sociedad Anónima Comercial Industrial (S.A.C.I.) Falabella, controlada por el Grupo Solari-Cúneo-Del Río. En el año 2015, las cuentas corrientes y cuentas vistas del banco crecieron 37% y 11%, respectivamente en cuanto a 2014, totalizando más de 1,6 millones.

Datos que aportan al aumento de utilidades de S.A.C.I. Falabella, que en 2015 fueron un 11,9% mayor que en 2014 ( de $464 mil millones a $519 mil millones). La empresa percibió también un aumento de patrimonio de $4 billones 138 mil millones a $4 billones 443 mil millones.

Por supuesto, esto se tradujo en los exhorbitantes sueldos de su directorio también. Si para el año 2014 el presidente de la empresa, Carlo Solari Donaggio, percibió una remuneración anual de $284 millones al año, en 2015 fueron $490 los que recibió solo por ser miembro del directorio. Otros siete directores -entre los que están Hernán Büchi Buc, Carlos Heller Solari o Juan Cortés Solari- recibieron en 2015 $179 millones cada uno.

Sumados a los $121 millones que recibió Paola Cúneo Queirolo y los $81 millones destinados a Juan Cúneo Solari, el directorio completo sumó en total $1.956 millones en remuneraciones para el año 2015.

Cifras que distan mucho de los $50 mil pesos de aumento de salario y mejoras de beneficios que piden 986 trabajadores de Banco Falabella. “Ellos no se han hecho ricos solos, si ellos han ganado ha sido gracias a sus trabajadores y deberían considerarlo”, dice Marcela Santibáñez, quien asegura de todos modos que el ánimo de la huelga está “encendidísimo”.