Luego de que el Congreso español fuera incapaz de investir a un presidente de Gobierno y el 3 de mayo se disolvieran las Cortes de ese país, finalmente hoy fue el día en que se realizarían nuevas elecciones generales.

Los principales partidos y su candidato presidencial fueron: el Partido Popular (PP) con Mariano Rajoy, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) con Pedro Sánchez, la coalición Unidos Podemos con Pablo Iglesias y el partido Ciudadanos (Cs) con Albert Rivera.

Sin embargo, al igual que en 2015, ninguno de los partidos alcanzó la mayoría absoluta de escaños parlamentarios (176 de 350) necesarios para poder elegir a su presidente por sí solo.

Recordemos que el 20 de diciembre de 2015 los resultados habían dado 123 escaños para el PP (7.215.752 votos, el 28,72%); 90 escaños para el PSOE (5.530.779 votos, equivalentes a un 22,01%); 69 para Podemos y sus escisiones (5.189.463 votos, 20,66%); y 40 escaños para Ciudadanos (3.500.541 votos, el 13,93%). Además, la Izquierda Unida, que en ese entonces no iba aliada a Podemos, obtuvo 2 escaños en 2015.

Para 2016, los resultados fueron: 137 escaños para el PP (un alza de 14 puestos que, sin embargo, aún dista de la mayoría absoluta necesaria), 85 para el PSOE (bajó 5 bancas)71 de Unidos Podemos (se mantiene, sumando los resultados de Podemos e Izquierda Unida de 2015) y 32 escaños para Ciudadanos (una baja de 8 bancas).

Estas son las declaraciones de los principales protagonistas:

El PP celebró su triunfo en calle Génova y desplegó la campaña de #RajoyPresidente. Fueron diversos los llamados del partido a que ahora sí pueda convertirse en el gobernador del país, pese a no contar con mayoría absoluta y tenga que buscar aliados. “El PP sigue siendo la fuerza preferida por los españoles de una manera mayoritaria y esperamos que eso se respete”, dijo la vicesecretaria de estudios y programas del PP, Andrea Levy.

 

  El PSOE rescató de la jornada el haberse mantenido como la principal fuerza de centro izquierda y así evitar que Unidos Podemos diera la sorpresa. “Espero que (Pablo) Iglesias reflexione. Tuvo la oportunidad de apoyar a un gobierno del cambio”, dijo el candidato del PSOE a la presidencia, Pedro Sánchez.  

Podemos no estuvo muy satisfecho con el resultado. “Tenemos que decir que estos no son unos buenos resultados (…) para Unidos Podemos (…) ni para España, en la medida en que retrasan un proceso de cambio político para nuestro país”, dijo el portavoz y secretario político de la colectividad, Íñigo Errejón.

En Ciudadanos, a pesar de la derrota, asseguraron haber “consolidado el centro político” y se quejaron de la poca proporcionalidad del sistema de elecciones de España. “Hemos perdido menos de un punto y eso se traduce en 8 escaños; esa es nuestra Ley Electoral”, dijo el secretario de comunicaciones del partido, Fernando de Páramo.