En una reunión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, OEA, la canciller venezolana Delcy Rodríguez realizó un comentado discurso, en el que denunció una operación de “índole financiero, económico y social para subvertir el orden democrático” de su país y añadió luego que Venezuela no está sujeto al monitoreo ni a la intervención de ningún país miembro de la OEA.

“Venezuela no está siendo juzgada por este organismo”, Rodríguez, dijo. Y apuntó a Paraguay, los que “no tienen moral para criticar” al Gobierno de Nicolás Maduro.

“Con la OEA o sin ella defenderemos a Venezuela” agregó y emplazó a suspender la reunión de este mes solicitada por el secretario general del organismo internacional, Luis Almagro, por considerarla improcedente.

Además, durante su discurso, la canciller le mostró una foto del presidente Nicolás Maduro al secretario general y lo emplazó a ajustarse a sus funciones y a respetar las de un representante del Poder Ejecutivo.

La canciller aclaró que el presidente Nicolás Maduro decidió promover el diálogo ante el intento de la derecha de llevar adelante la Ley de Amnistía, que pretende borrar delitos de lesa humanidad.

Revisa la intervención a continuación: