Los diputados Camila Vallejo y Gabriel Boric salieron al paso del debate que propone restaurar el voto obligatorio.

En entrevista con el Diario Financiero, los diputados señalaron que las propuestas de reponer el voto obligatorio luego de la baja participación en las primarias del pasado 19 de junio no revertirán la tendencia. “Creo que tenemos un problema profundo de la política tradicional, que no es capaz de convocar a la ciudadanía. Los partidos son las instituciones más desprestigiadas de Chile y el parlamento también”, señaló Gabriel Boric.

A esa opinión se sumó Camila Vallejo, quien agregó que el Partido Comunista siempre ha tenido una misma postura, la que es “que haya voto obligatorio con desinscripción voluntaria y no que alguien tenga que estar obligado a votar hasta el final, o sea, si alguien realmente no quiere participar que haga el esfuerzo de desinscribirse y lo muestre como una señal política”. Además, recalcó la necesidad de trabajar en terreno: “en nuestra comuna, La Florida, ganamos con nuestro candidato comunista y los votantes aumentaron de 5 mil a 7 mil, que uno podría considerar que es bajo, pero hubo un aumento y eso es por el trabajo”.

Boric, además, insistió en que “lo que cabe, más que pensar en fórmulas administrativas de voto obligatorio, es levantar nuevas alternativas políticas y en eso estamos trabajando nosotros por lo menos”.