“Hi! I am Elder Johnson, I came from Salt Like City, Utah”. Con esas palabras -dichas en un rústico y precario inglés- comienza el último video de Benito Espinosa, el famoso comediante y youtuber chileno que hace humor político y crítica social a través de su canal  “Dejen Algo”.

En esta, su más reciente producción, “Beno” -como se le conoce- parodia a los misioneros mormones estadounidenses que viajan a países latinoamericanos para evangelizar con su fe. De terno y mochila, el comediante se pasea por lugares emblemáticos de Santiago, impresionándose de lo “pintoresco” de esta capital tercermundista, manifestando además su ignorancia respecto a su cultura y tradiciones (“gracias a la Iglesia de Jesucristo de los santos de los últimos días, tuve la oportunidad de conocer todos los países mexicanos”, dice en el video).

Así, confunde a Chile con Bolivia, resalta el culto que los autóctonos tienen a “el más querido tirano” (Pinochet) y su “horrible” baile nacional “cueque”, el cual “recrea el ataque sexual de un gallo adulto hacia un pollo recién nacido”, además de hablar del dios pajarraco “Con Doritos”, el cual sería “una especie de hombre pájaro que tiene relaciones sexuales con una mujer perfectamente sana”.

La parodia deja al descubierto, de manera muy entretenida, el imperialismo cultural que aún persiste en la mirada del primer mundo hacia América Latina, sobre todo a través de algunas religiones.

Mira el video a continuación: