212 funcionarios de Gendarmería recibieron desde 2014 pensiones por sobre el límite dictaminado por el contralor Jorge Bermúdez de 60 UFs ($1,5 millones). En 2014 fueron 56 funcionarios de la institución los que superaron el límite, mientras que en 2015 la cifra se disparó a 135.

De los 212, fueron 28 personas las que recibieron una pensión de entre $3 y $4 millones, ocho los que se situaron en el tramo entre los $4 y $5 millones. Solo seis superaron los $5 millones de pensión, grupo selecto en el que se encuentra la esposa del diputado Osvaldo Andrade y subdirectora técnica, Ema Myriam Olate Berríos, que se jubiló el 1 de diciembre de 2015 con una pensión de $5.241.799 pesos.

Según informa La Segunda, la pensión más alta fue la del director de Gendarmería de 2015 Juan Letelier Araneda, que fue de $5.644.590, luego le sigue la del subdirector operativo Luis Camino Faríaz, con $5.494.993. El coronel Javier Becerra Troncoso recibió $5.361.358 mientras que Marco Antonio Fuentes Mercado -director nacional en 2014- jubiló con una pensión de $5.319.289.

Según informa La Segunda, el abogado de dos asociaciones de funcionarios de suboficiales y oficiales de la institución, Roberto Garrido, interpuso tres recursos de protección en contra del tope de 60 UFs establecido por Bermúdez. Además, calificó las jubilaciones más altas como “absolutamente excepcionales”.