Durante el día de ayer la magistrada Carola Rivas realizó diligencias a lo largo de toda la jornada. La jueza investiga la desaparición y muerte del estudiante universitario Jorge Matute Johns, ocurrida en Concepción en noviembre de 1999. Rivas es la cuarta jueza en tomar el caso, desde el que han pasado 17 años. Las nuevas diligencias han generado impacto y expectativas en los familiares del joven. De acuerdo a los últimos datos de su investigación, la muerte del universitario fue producto de una intoxicación con drogas. Ello, porque se hallaron restos de sustancias como pentobarbital.

Bruno Betanzo y un excarabinero fueron interrogados el miércoles por la magistrada Rivas y un equipo de la PDI asignado especialmente para el caso Matute. Luego de que se determinaran inconsistencias en sus declaraciones, quedaron detenidos e incomunicados. Como el caso es parte del antiguo sistema penal, Rivas tiene un plazo de 5 días para decidir si los procesa o no.

El día de ayer se realizaron diligencias con seis personas, las que incluyeron a Betanzo, el excarabinero, el exguardia de la discotheque “La Cucaracha”, Cristian Montes, y su exesposa, Cherie Ruiz. Hoy, en tanto, declaró otro de los guardias de “La Cucaracha”, Marcelo Ramos, diligencia que se extendió por dos años.