Esta mañana hubo al menos tres manifestaciones que terminaron con detenidos. Una fue en contra el proyecto Octopus, otra fue en Plaza de Armas liderada por alrededor de 400 estudiantes secundarias del Liceo 1 y, además, hubo una acción de organizaciones de Derechos Humanos en el Bandejón Central de Los Héroes y el Ministerio de Defensa, que terminó con la detención de Natalia Chanfreau y Pablo Villagra.

Ese es el contexto en que estaban las calles de Santiago mientras se desarrollaba la audiencia de control de detención en contra del periodista corresponsal de la cadena iraní Hispan TV, Leonel Retamal, quien pasó la noche de ayer en la 19 comisaría de Providencia en Santiago tras haber sido detenido mientras cubría una marcha estudiantil no autorizada por la intendencia de Santiago.

Alrededor de unas 30 personas asistieron a la sesión -en buena parte periodistas que solidarizaron con Retamal-, que fue dirigida por la jueza Ely Cecilia Rothfeld. La Fiscalía acusó que la detención era procedente porque, según el testimonio de un carabinero y la información del parte policial, Retamal habría golpeado con un “bastón” el pecho del capitán Nelson Bersezio Toro, dañando una cámara Go Pro avaluada en $30 mil pesos por la institución.

La defensa refutó esta versión y dio paso al testimonio del propio Retamal, quien aseguró que el “bastón” era un monópode, soporte de cámaras de un solo pie propio de su labor y que lo llevaba colgado al cuello. Según el periodista, él mostró en todo momento sus credenciales de la Secretaría General de Gobierno y del Colegio de Periodistas.

Además, aseguró que él solo se acercó para separar a su camarógrafo, Hugo Fuentes, quien se había trenzado en una discusión con el carabinero, y llevarlo a un lugar más alejado para grabar. “Es ese momento Nelson Bersezio indica ‘¡Deténgalo!’, y se me abalanzan. Empiezo a decir que soy periodista y estoy acreditado, y ahí empieza un forcejeo (…) En todo momento estuvo acreditado que yo era un periodista haciendo mi labor”, aseguro Retamal en la audiencia.

Durante la sesión se mostraron dos registros: el video que ayer circuló en redes sociales en el que muestran el momento en que aprehenden al periodista y pantallazos de la cámara Go Pro en cuestión que inculparían a Retamal.

“Si de un video yo hago una captura de imagen mañosa o torcida, a mí favor pudiera mostrar en la imagen que pareciera que Leonel habría atacado a un policía. Pero lo que hay en la carpeta investigativa es que hay un relato insuficiente, inverosímil y falaz de un policía”, dijo sobre las fotos el abogado de la Defensoría Popular a cargo de la defensa de Retamal, Rodrigo Román.

Finalmente la jueza Rothfeld determinó que la detención se ajustaba a legalidad, a lo que la Fiscalía procedió a formalizar a Retamal por “daños simples”. Si bien el Ministerio Público pidió 60 días para investigar el caso, se le concedieron finalmente 30.

A la salida de la audiencia Leonel Retamal declaró que recién en ese momento se había enterado de los cargos, y que el relato de Fiscalía era “inverosímil”. “Yo he participado en más de un centenar de marchas junto al equipo de HispanTV, este no es un comportamiento ni esperable ni que se me hubiera ocurrido en algún momento cometer”, dijo Retamal.

“Lo que hay aquí es una afectación directa a la libertad de prensa. Minutos antes nos había llegado un chorro directo, un impacto al camarógrafo Hugo que lo dejó como por cinco minutos sin aire prácticamente. Y así en otras ocasiones en que Carabineros impide el trabajo normal de la prensa, se interponen con sus escudos para que uno no pueda grabar o nos atacan. Me comentaron que hicieron mofas de que me habían detenido, mofa de que éramos prensa. No tienen ningún respeto por la labor que estamos desarrollando”, agregó.

@ChilePeriodista

@ChilePeriodista

La presidenta del Colegio de Periodistas, Javiera Olivares, asistió a la audiencia en solidaridad con el periodista formalizado. “Nos parece preocupante que se siguen manteniendo resabios que finalmente provienen de la dictadura“, dijo, y luego agregó: “No es comprensible que en una democracia los periodistas o trabajadores de las comunicaciones tengamos que defendernos para realizar nuestro trabajo”. Posteriormente se dirigió a La Moneda junto a otras organizaciones de periodistas a entregar una carta que denuncia “una amenaza patente al ejercicio del periodismo, el derecho a la libertad de expresión y la información de la ciudadanía”.

 

 

Sin embargo, el panorama no se ve que vaya a cambiar. Solo horas después de la audiencia de Retamal, la periodista de Radio Villa Francia, Inés Encina, fue detenida junto a al menos otras 18 personas mientras reporteaba la manifestación de estudiantes secundarias frente a la municipalidad de Santiago. Luego de pasar horas en paradero incierto -tal como ocurrió con Leonel Retamal el día de ayer- se confirmó que Encina estaba en la 3era Comisaría de Santiago. Según personas que se pudieron comunicar con ella antes de que le quitaran su teléfono, asegura haber recibido golpes de parte de Fuerzas Especiales.