A esta altura es evidente que ninguno de los proyectos de ley sobre educación propuestos por el gobierno plantea una transformación estructural al sistema educativo, ni en educación superior ni en sistema escolar. No existe un verdadero fortalecimiento de la educación pública, en relación con su expansión y desarrollo, en el marco de un sistema institucional democrático, articulado, gratuito, sin lucro efectivo, financiado con criterios basales y orientado al desarrollo de un proyecto nacional.

El contenido de los proyectos está efectivamente muy lejos de lo que por tantos años ha demandado el movimiento social por la educación y la ciudadanía. Existe una alta reprobación y una evidente disconformidad de estudiantes, docentes, académicos y apoderados frente a lo que no es más que un ajuste que legitima el mercado, y ante una reforma que ha sido construida de espalda a la ciudadanía.

El ejecutivo y el Mineduc han apostado por la intransigencia, llegando a censurar y hasta desplazar a quienes abogan por llevar a la práctica algunas demandas del movimiento social, como se confirmó al firmar el gobierno el decreto para destituir a Roxana Pey hace pocos días.

Como miembros de la Coordinadora de Actores por la Educación creemos que la gratuidad, la democracia, el fortalecimiento de la educación pública, el fin al financiamiento por voucher, el fin del endeudamiento vía CAE y el lucro en todas las instituciones educativas, son puntos que no pueden estar ausentes de la educación que el país demanda y necesita.

Firman:

  • Patricio Medina (Presidente Feusach y vocero nacional Confech)
  • Mario Aguilar (Prosecretario nacional del Colegio de Profesores)
  • Roberto Zambrano (Presidente del Centro de Alumnos del Instituto Nacional)
  • Daniel Gedda (Presidente Feuc)
  • Nataly Campusano (Presidenta Federación UNAB Viña del Mar)
  • Carlos Astudillo (Presidente Federación de Estudiantes del Pedagógico)