A eso de las 12 de la mañana de ayer martes, los familiares de José Vergara -joven esquizofrénico de 22 años que fue detenido por Carabineros en septiembre del 2015, momento desde el que se desconoce su paradero- se sumaron al proceso de búsqueda especial que se realizará en cerca de 40 piques mineros aún no explorados en el proceso de investigación de la desaparición de este joven.

Con el trabajo de una empresa especializada y con una tecnología similar a la utilizada con la sonda de rescate de los 33 mineros de Atacama –especialmente diseñada para estos efectos y que es capaz de descender hasta 450 metros de profundidad- es que se explorarán las 39 fosas no revisadas por las policías por limitaciones técnicas, trabajos financiados por el Ministerio del Interior.

“Pudimos ver cuando la jaula bajó sola sin el GOPE y luego con los funcionarios y se ve todo muy nítido. La tecnología que están usando es bastante buena”, explicó Alicia Vergara respecto a este proceso que acompañarán diariamente y que podrán observar por pantallas en el mismo lugar en un registro que es grabado y transmitido en directo a la base central. “Vamos a ir a todas las faenas para poder ver bien el trabajo”, agregó Vergara.
Para Enzo Morales, abogado de la familia Vergara “la diligencia que se está realizando en estos instantes en el desierto de Alto Hospicio es fundamental para esclarecer la desaparición forzada de José Vergara y determinar si en estos últimos 39 piques están o no sus restos mortales”:

El 29 de junio los familiares de José Vergara llegaron hasta Santiago para sostener una serie de reuniones con autoridades para solicitar nuevas gestiones en la investigación del caso. Fue así como Alicia y Juan Vergara, hermana y padre del joven, se reunieron con el Fiscal Nacional, Jorge Abbot y luego con el Subsecretario del Interior Mahmud Aleuy. En la ocasión, ambas autoridades se comprometieron a evaluar las capacidades técnicas de las policías y así agilizar la búsqueda en el marco del proceso de investigación, motivo por el cual el Ministerio del Interior financió esta pericia especial.

Segundo detenido desaparecido en democracia

José Vergara fue detenido en su casa ubicada en la comuna de Alto Hospicio el 13 de septiembre del 2015 luego de que familiares solicitaran ayuda a Carabineros para contener una crisis provocada por la esquizofrenia que padecía el joven. Tras la detención, Vergara se encuentra desaparecido hace ya casi once meses.

Inicialmente los cuatro policías que realizaron la detención -Carlos Valencia Castro, Ángelo Muñoz Roque, Abraham Caro Pérez y Manuel Carvajal Fabres, hoy en prisión preventiva- negaron que José Vergara se encontrara en el domicilio e incluso falsearon las comunicaciones radiales con la central de comunicaciones.

Tras el inicio de la investigación, que estuvo a cargo de la justicia militar pero que hoy lleva el Ministerio Público, los policías implicados confesaron que abandonaron al joven de 22 años en el desierto, en un sitio eriazo camino a Caleta Buena, evidenciando con este caso una práctica denominada como “machetazo” o “dos corto”, procedimiento por el que se saltan los conductos regulares del procedimiento de Carabineros y abandonan a los detenidos en sitios eriazos del desierto.