En horas de esta mañana, el presidente del Colegio de Profesores de Aysén entregó una carta en la Casa Central de la Universidad de Chile en apoyo a Roxana Pey, la aún rectora de la recién formada Universidad de Aysén, y en rechazo a la petición de renuncia que hizo el Mineduc a través de la ministra Adriana Delpiano en los últimos días de julio.

La carta está firmada por 1.829 personas integrando a la comunidad de Aysén, políticos, académicos nacionales e internacionales y ciudadanos de pie. Entre los firmantes más destacados citados al fin del documento dirigido a Michelle Bachelet, aparecen los diputados Camila Vallejo y Giorgio Jackson, Monseñor Luis Infanti de la Mora (Obispo Vicario Apostólico de Aysén), el Premio Nacional de Periodismo Faride Zerán, María Olivia Monckeberg, Sergio Villalobos-Ruminott (Universidad de Michigan), entre otros.

En conversación con El Desconcierto, Mario Sandoval, Presidente del Colegio de Profesores de Aysén y que personalmente asistió a la entrega de la misiva, respaldó el trabajo de Pey a cargo de la nueva institución. “Ella comenzó a trabajar en la formación de la universidad, junto con otros académicos como Ennio Vivaldi, Aldo Valle de la U. de Valpo, Eric Goles. Con ese calibre de personas trabajamos. Ella ha estado desde un principio, no es ninguna aparecida”, explica.

El dirigente asegura que al gobierno le “causó escozor” que Pey pidiera gratuidad para su establecimiento y que en los estatutos se considerara el Consejo Social que incluiría con objeto de dialogar a la CUT, multigremiales, el Colegio de Profesores. “Como ninguna universidad lo tiene le molestó al gobierno. Pero respecto a la gratuidad, nosotros para marzo de 2017 pensamos tener 300 alumnos, claramente sería posible tener la gratuidad”.

En la carta se rechaza “categóricamente” la petición de renuncia de Pey por parte de la ministra Adriana Delpiano. “Toda universidad ha de regirse por el principio de autonomía (…) no debe estar regida por ningún sesgo ideológico que provenga del poder central, sino más bien generar las condiciones para garantizar su pluralismo, laicidad y universidad. Por esta razón la petición de renuncia de Roxana Pey no sólo viola la autonomía de la U. de Aysén sino que de todas las universidades estatales del país”.

El texto agrega que “una solicitud como esta sólo tiene precedentes en la época de la dictadura y no se condice con los principios que deben regir las relaciones entre un Estado de derecho y sus universidades (…) Una decisión como esta desnuda el sesgo ideológico del Ministerio orientado a favorecer a las grandes corporaciones educacionales y políticas neoliberales de privatización”.

Por otra parte, explica que Pey, como rectora de la U. de Aysén, ha sido consistente en su planteamiento de que la universidad estatal y pública “no obedezca a las lógicas corporativo-financiera, afirmando la extensión de la gratuidad, la puesta por un Estado que se comprometa con sus universidades a partir de la implementación de verdaderos fondos basales para poner fin a la lógico del voucher”, concluye la carta.

Pey ha sumado apoyos también desde los estudiantes secundarios de la región. También durante la mañana de hoy, los alumnos de enseñanza media se tomaron las dependencias del Mineduc en Aysén, en una clara muestra de apoyo al proyecto educativo que la aún rectora buscaba darle a la zona.

En cuanto a la salida de Pey del plantel, se espera que la Contraloría publique su toma de razón definiendo su futuro, luego que la rectora no aceptara la renuncia pedida por Delpiano.