La orquestación de ‘Eleanor Rigby’, la voz de Ringo Starr en ‘Yellow Submarine’ o la instrumentación oriental de ‘Love You To’. El 5 de agosto de 1966 salía de los estudios de Abbey Road el séptimo álbum de The Beatles, “Revolver”, sorprendiendo al mundo con un larga duración que en poco más de media hora logró dar un remezón a la forma de hacer música popular en el mundo.

Con el peso de frenéticas giras -en donde casi no podían escucharse por sobre los gritos de su fanaticada- y el éxito reciente de “Rubber Soul” (1965), los Beatles se encerraron en el estudio para grabar los 14 temas que componen el disco. En este proceso creativo, la banda comenzó un viaje marcado tanto por la experimentación con drogas, como con el descubrimiento de nuevos sonidos.

Más allá de listas y rankings musicales -en donde no se queda fuera-, el “Revolver” sigue siendo uno de esos discos que la gente abraza. Y para celebrar sus cincuenta años de vida, en El Desconcierto invitamos a un músico y a dos periodistas chilenos para que nos cuenten su relación personal con el álbum y por qué creen que este disco es considerado uno de los más transgresores en la historia de la música popular.

Javier Barría, cantautor:

De los trece discos de los Beatles, “Revolver” es su favorito. Barría se crió con los grandes éxitos de la banda, pero a los 11 ó 12 años comenzó a ahondar en su discografía. No se acuerda si lo compró con sus ahorros o se lo regalaron, pero la primera vez que tuvo el album en sus manos fue en un casete con cinta de cromo, que escuchaba todo el día en un walkman.

Para Barría este es un disco revolucionario en términos de sonido, para lo que actualmente conocemos como pop. Las técnicas vanguardistas con que fue registrado llevaron a que las baterías se acercaron por primera vez  a los micrófonos. “Antes se grababa como los discos de jazz, dos micrófonos alejados del instrumento. Después todo creció mucho más rápido, pero en 1966 todo era muy precario para grabar, la batería era un lote de micrófonos en un solo canal. El fuerte volumen de la música actual tiene su inicio en el ‘Revolver'”, explica.

En cuanto a su influencia en los músicos chilenos, Barría considera que Los Tres y Álvaro Henríquez son muy deudores de este sonido, pero no ve que en la nueva generación de bandas nacionales influya tanto: “Los Beatles es música de viejos, para los más chicos es música de los papás, así que no sé si influye mucho en los músicos chilenos actuales”. Oasis aparece mencionada como otra de las bandas influenciadas por los Beatles: “Son los más copiones del mundo”, afirma con risa.

A juicio del músico, ‘Tomorrow Never Knows’ es la canción más revolucionaria: “tiene una cantidad de innovaciones e ingenio increibles, como utilizar las cintas al revés. Fue en la que llegaron más lejos los Beatles”. Sin embargo, su favorita es ‘She said she said’: “Cuando la escuché me voló la cabeza, era una cosa alucinante”.

Javiera Tapia, editora de POTQ Magazine:

En la casa de Javiera siempre hubo compilados o discos de los Beatles. Sin embargo, “fue entrando a la adolescencia que caché que eran más que ‘Please Please me’ o ‘A Hard Days Night”, cuenta la editora de POTQ.

Para Javiera, este disco marca un punto de inflexión porque llevó al mainstream la idea de que el estudio podía ser un lugar de experimentación para buscar nuevas formas y sonidos. Además, lo ve como un precursor de mecanismos e ideas que luego desarrollaron otros estilos, como cortar cintas para armar loops, o el tape sampling, que fue una de las primeras formas de hacer hip hop adoptada décadas después.

Tapia cree que este es un disco que ha marcado la música popular en general. Destaca su influencia en los Chemical Brothers, con las canciones ‘Setting Sun’ y ‘Let Forever Be’Su canción favorita es ‘I’m Only Sleeping’: “me encanta el sube y baja de la melodía de la voz en el coro. De hecho, una de mis bandas favoritas del colegio era Yupisatam y su canción ‘Duermo’ tiene por ahí unas melodías similares, además de la temática”, cuenta entre risas.

Patricio Pérez, editor de Rata.cl

La diversidad de estilos y sonidos son los aspectos que más rescata el melómano “Pato” Pérez en relación al álbum. Dicho giro de la banda cambió la dinámica del grupo, pues son canciones prácticamente imposibles de tocar en vivo de forma idéntica a la registrada en la grabación. Otra característica es que siempre suena fresco: “Si ahora saliera un disco con la mitad de estas canciones, seguiría siendo una obra maestra”.

Para el editor del Rata.cl, el sonido de “Revolver” caló como influencia en los chilenos que hacían rock durante esos años, como Los Vidrios Quebrados, Los Macs y Los Rockets. Mirando posteriormente, los sonidos vuelven a aparecer en Los Tres :”‘Bolsa de Mareo’ tiene la misma batería de ‘Tomorrow Never Knows'”, señala.

Pérez se acercó por primera vez a esta obra cuando tenía 9 años y un amigo de su hermano le prestó el casete, lo copió y descubrió su canción favorita: ‘And Your Bird Can Sing’. Para él, en esa canción se siguen encontrando los resabios del pop más antiguo de los Beatles. “Es la canción más oreja del disco. Las escuchas y te levanta el día”, finaliza.

Escucha el disco completo acá: