Estimamos necesario y saludable para el pueblo chileno, esbozar algunos comentarios que puedan servir como respuesta a las afirmaciones de Lagos, respecto a las declaraciones que identifican el momento actual como la más profunda crisis política e institucional, que él, recuerda en el país.

Primero es bueno señalar que, buena parte de la política de la post dictadura se ha jugado en el terreno de los medios de comunicación, como lo fue el fenómeno Bachelet entre otros, y esta participación de Lagos no escapa a esta tendencia. Por otro lado,  la ausencia de la política en serio,  que signifique colocar encima de la mesa hechos y comentarios que produzcan conflictos,  que abran paso a cambiar las condiciones de vida de los chilenos, tienen en estos comentarios una  buena salida, porque este tipo de eufemismos son insumos,  para discusiones,  en que personajes de la concertación y/o de los otros partidos del espectro,  puedan ensayar  discusiones para  aparentar cambiar todo, sin que nada cambie. Esta afirmación,  que parece  temeraria,  se explica porque los políticos de esta fase,  saben que existen y dependen  gracias al modo de acumulación de capital, existente en Chile,   por tanto,  los supuestos debates en torno a este tipo de temas son en definitiva el amasijo y  la manufactura de dispositivos, con los que se ha construido la gobernabilidad de este cuarto de Siglo.

Veamos cómo un par de hechos de la contingencia, desmienten el fondo de las declaraciones de Lagos, y la realidad nos permitirá un par de conclusiones.

Ha transcurrido más de una semana en que la población ha estado impactada por el tema del saqueo de las AFPs, sin embargo la ministra del trabajo no ha dicho nada sobre el tema, recordemos que en ese ministerio,  existe también una sub-secretaría de “Previsión Social”, que ni siquiera las personas en general conocen y menos su relación con el tema de las pensiones.

Son centenares los niños que se conoce, han muerto en circunstancias relacionadas con el SENAME: “Según un informe del Ministerio de Justicia, requerido por el diputado René Saffirio, miembro de la comisión investigadora del Sename en el Congreso, 185 menores murieron entre 2005 y mayo de 2016”.

En el primer caso, solo se constata que no hay nada que decir desde esa cartera, porque ni siquiera es conocido el proyecto de la AFP estatal. Como tampoco fue posible hacer nada respecto del fraude al fisco  en el bullado  caso de fusión de AFPs.

En el segundo caso, nada se dice en torno a que el 64.45% del presupuesto total del SENAME, es traspasado a privados, para que ellos sustituyan al Estado en el cuidado de los niños y de la situación de precariedad de los trabajadores del sector.

Estos antecedentes son suficientes, para entender que el gobierno solamente funciona a través del ministerio de hacienda, que se encarga de ordenar las acciones que permitan que el mercado funcione correctamente, como lo hace el actual ministro Valdés al igual que cualquier otro de la concertación (actualmente llamada “nueva mayoría” por razones de marketing). Por supuesto,  no olvidemos a Larraín en los cuatro años de “alternancia.”

Ahora bien, esto no es privativo de este gobierno, ha sido así desde que la concertación se instala en la Moneda, lo que sucede,  que es más práctico para los lectores observar en el presente, donde se han anunciado reformas de carácter estructural, no obstante es notorio que en el caso de la reforma tributaria, la pretendida reforma laboral y finalmente en la de educación, todo el mundo medianamente informado,  sabe que lo que se redactó en el mensaje de los proyectos es distinto al contenido y al articulado de los mismos proyectos.

Entonces Sr. Lagos, no estamos frente a una crisis institucional y política, o a un vacío de poder que pueda inquietar a sus colegas, sino que lo que efectivamente ocurre, es que existe un vacío de contenido. Vacío que usted no podrá llenar en la próxima elección, porque tampoco tiene contenido, más allá de nuevos negocios, como los que los chilenos ya conocen que siempre propone, lamento comunicarle que se cerrará el ciclo de alternancia, porque si bien es cierto Piñera tampoco tiene contenido, ofrecerá algo distinto, para poder “avanzar y recuperar el crecimiento” y las personas pisarán nuevamente el palito como hace 26 años.

Los llamados a concurrir a las urnas que usted hace, Sr. Lagos incluso anunciando un futuro proyecto de sufragio obligatorio, asimismo fracasarán;  la razón es simple: no se le puede pedir a las personas que cumplan con su obligación cívica, si quienes resultan electos no cumplen sistemáticamente con lo ofrecido, sabiendo ellos, de antemano que no pueden ir contra el mercado,  que ha permitido el enriquecimiento más espectacular conocido en nuestro territorio, haciendo posible que el 0,1% de la población atesore el 17,6% de la riqueza generada en el país, provocando que el nivel de endeudamiento de los chilenos, directamente relacionado con sus bajos salarios alcanzara  a los 10,9 millones de personas y el de los  morosos es de 3,86 millones, a fines del año 2015. (según la Universidad San Sebastián a partir de la información proveniente de DICOM-Equifax para diciembre de 2015).

En medio de una población que enfrenta dificultades diarias para la subsistencia, y una casta burocrática que juega a inventar candidatos, al igual que en el caso de las declaraciones de Lagos, nada de eso cambiará el proceso de explotación por desposesión que los trabajadores seguimos viviendo y el camino a la barbarie de nuestra sociedad. Por tanto mientras los Larraines, los Mayoles, los Fernández e incluso los de baja monta como los Villegas, siguen comentando la “política”, lo que corresponde es que los trabajadores, estudiantes y pueblo en general continúen o inicien la discusión de lo político, para diseñar un programa del Chile que se necesita.

A la memoria de mi hijo Felipe

 


Sociólogo, Fundación Sociedad y Trabajo