Las declaraciones ante la justicia de Juan Díaz, ex gestor inmobialiario y ex operador político de la UDI, han dejado dudas en la Fiscalía sobre el rol de Andrónico Luksic, dueño del Banco de Chile -y de la mitad de Chile-, en el crédito de 6.500 millones otorgado a la empresa de Natalia Compagnon y Mauricio Valero.

Según Díaz, Luksic habría autorizado el millonario préstamo para que Caval comprara los terrenos de Machalí a cambio de que la nuera de la presidenta regularizara la construcción de un edificio de la CCU en Quilicura. En razón de esto, el Ministerio Público evalúa citar a declarar nuevamente al dueño de la embotelladora.

Así lo confirmó el fiscal Sergio Moya, a cargo del caso: “es una posibilidad que se cite a él y otras personas, producto de las declaraciones, que ya son públicas, del señor Juan Díaz, quien señala en su declaración que la entrega del préstamo era a cambio de la regularización de una planta de CCU”.

“En ese sentido, hay antecedentes en la carpeta, pero como él ha aportado nuevos antecedentes, e incluso unos documentos, es posible que esa diligencia se concrete”, cita Cooperativa.

Las graves acusaciones de Díaz ante la Fiscalía tuvieron lugar en abril de este año y apuntaron directamente a un acuerdo entre Luksic y Compagnon: “Ella (Compagnon) tenía un acuerdo con Andrónico Luksic. Esto, en el sentido de que él les prestaba el dinero para la compra de los terrenos en Machalí, pero ella debía hacerse cargo de regularizar el problema de la planta de Quilicura”. 

A su vez, Díaz agregó que “para esto, me pidió servicios por los cuales debió pagarme 300 millones de pesos, los que aún me debe”.

Andrónico Luksic ya declaró por primera vez ante el Ministerio Público en el marco del caso Caval en mayo de 2015. El fiscal Luis Toledo estuvo a cargo del caso en ese momento.