Esta mañana, a través de un inserto en el diario El Mercurio, hijos, nietos y bisnietos de ex uniformados privados de libertad por crímenes durante la dictadura militar publicaron una carta dirigida a Michelle Bachelet en la que pidieron que sus familiares vuelvan a sus domicilios por condiciones humanitarias.

“Sra. Presidenta, volvemos con la mayor humildad a pedirle que transforme en una realidad esa luz de esperanza y comienzo del reencuentro, permitiendo que todos los ancianos y enfermos que se encuentran presos continúen cumpliendo sus condenas en sus domicilios. Estamos convencidos que una acción decidida suya, como madre, hija y mujer, ayudará a que nuestro País sea una verdadera nación de hermanos”, dice la carta.

“Los Chilenos han olvidado a éstos (sic) hijos, nietos y bisnietos de condenados y procesados por hechos acontecidos hace más de 40 años. Sufrimos día a día producto de una situación ocurrida cuando muchos ni siquiera habíamos nacido”, dice la carta, a pesar de que no todos los que la suscriben son hijos o nietos. Un ejemplo es María Cristina Baker, esposa de Manuel Provis Carrasco, ex miembro de la Brigada Caupolicán de la DINA y ex teniente coronel del Batallón de Inteligencia del Ejército.

Además de los apellidos Provis y Baker, en la carta hay una serie de otros apellidos de tristemente célebres procesados por crímenes durante la dictadura: De la Mahotiere (apellido de Emilio De la Mahotiere, ex capitán involucrado en la Caravana de la Muerte), Polanco (apellido de Luis Felipe Polanco, con antecedentes similares a De la Mahotiere), Schmied (de Roberto Schmied Zanzi, comandante de la División Metropolitana de la Central Nacional de Informaciones que estuvo involucrado en la tortura del diputado Sergio Aguiló), etc.

Revisa la carta completa: 

Elmer Familiares

El Mercurio