Fueron más de cinco meses de espera antes de recibir la sentencia de tribunales, con resultado favorable para Ignacio Gutiérrez, quien demandó por Ley Zamudio a su casa televisiva, alegando conductas discriminatorias.

Según la salida de Gutiérrez del matinal La Mañana de CHV ocurrió cuando se anunció que sería reemplazado por Rafael Araneda. Según consignó el periodista y animador, su rol fue puesto en duda cuando en una reunión sobre su trabajo en el matinal, el asesor de la directiva del canal Holger Roos-Macías junto al coach actoral Fernando Gómez Rovira  le comunicaron que no  podía él ser parte de la dinámica de marido y mujer en la animación, por ser homosexual y que además, debía “jugar más su homosexualidad”, como se puede ver en la demanda presentada, disponible en la web de Cooperativa.

En este momento Ignacio se encuentra fuera de pantalla, exigiendo el pago de los dos años de contrato que tenía  vigentes en CHV. En la señal del grupo Turner se defendieron aludiendo a que nunca se discriminó al animador, y que él mismo se habría querido restar del espacio. Sin embargo, según las declaraciones de Gutiérrez, Roos-Macías habría respondido ante su molestia “discriminar no es ilegal”, como se puede ver en la demanda.

En contacto con el matinal Bienvenidos de Canal 13 el animador afirmó que “Chilevisión incurrió en discriminación y eso (la condena) queda para la historia”

Noticia en desarrollo