Un terremoto de grandes proporciones podría ocurrir de cara a las elecciones presidenciales de 2017 si se confirma la noticia, entregada por Infobae, de que Sebastián Piñera ha sido imputado en un juzgado argentino por una millonaria coima de LAN al gobierno de Néstor Kirchner para que la aerolínea pudiera funcionar en el país trasandino cuando el expresidente era director y uno de los principales accionistas de la firma. 

El sitio mencionado explica que una mujer venezolana residente en Argentina denunció al expresidente chileno luego que leyera en el diario que LATAM (ExLAN) había reconocido el pago de una coima al exsecretario de Transporte del kirchnerismo Ricardo Jaime en el año 2006.

La denuncia la tomó el juzgado de Rodolfo Canicoba Corral y quedó a cargo del fiscal Ramiro González, quien imputó a Piñera, como dueño de la aerolínea en ese entonces, al exsecretario de Transporte Ricardo Jaime en el año, al exministro de Planificación y actual diputado Julio de Vido, el testaferro Jaime Manuel Vásquez y el presidente de LAN por esos días, Ignacio Cueto.

¿Cómo habría ocurrido el fraude?

En Argentina, el año 2010 se dieron a conocer antecedentes sobre coimas pagadas por LAN al exsecretario de Transportes argentino y a su testaferro con el fin de aprobar su funcionamiento al otro lado de la Cordillera. La información estaba contenida en miles de mails que se guardaban en los computadores de Juan Manuel Vásquez y que acreditaron una “comisión”por parte de LAN equivalente a 1.150.000 dólares a través de una consultoría inexistente.

Justamente, el encargado principal  de gestionar los permisos para que la exaerolínea de Sebastián Piñera volara por los aires trasandinos, habría sido el  exsecretario de Transporte, Ricardo Jaime.

Los miles correos permitieron abrir una causa judicial en Argentina que quedó en nada, supuestamente, por las presiones del gobierno kirchnerista. Sin embargo, un tiempo después. y en una información ya conocida, el Departamento de Justicia de Estados Unidos y la Securities and Exchange Commission (SEC), investigaron a la firma por la falsa auditoría y LATAM (exLAN) reconoció el pago de la coima y canceló una multa cercana a los 22 millones de dólares.

En esa investigación, la autoridad estadounidense asegura que el chileno Ernesto Ramírez, ejecutivo de LAN Cargo fue quien negoció el pago al testaferro del ministro argentino a través de la firma CAESA y quien acompañó a Piñera a presentar el proyecto de LAN a Néstor Kircher a la mismísima Casa Rosada en marzo de 2005. 

El Departamento de Justicia norteamericano, además, asegura que tanto Ramírez como otro “alto ejecutivo” de la aerolínea, tenían claro que parte del dinero serviría para sobornar a los líderes sindicales en desacuerdo con la llegada de LAN. Ignacio Cueto, CEO de LATAM, reconoció en su testimonio que sabía que existía una posibilidad de que los pagos sirvieran para ello, tal como consigna El Mostrador. Producto del caso, Cueto aceptó pagar una multa de 75.000 dólares en el regulador de valores por contabilidad irregular relacionada a la investigación.

Con los nuevos antecedentes recabados en el país norteamericano, se abrió una nueva investigación en Argentina que es la que actualmente involucra a Sebastián Piñera e Ignacio Cueto. Según el medio citado, las coimas deberían haber ido a parar a los bolsillos de los sindicalistas, sin embargo, la publicación asegura que el dinero se lo habrían quedado el exsecretario Jaime y su testaferro.

Con todo, aún no ha habido respuesta por parte de Piñera, LATAM ni su entorno cercano. Según informa Bío Bío desde el entorno del magnate aseguran que analizarán el caso y no descartaron que este martes pudiera haber una respuesta.