Luego de que la gobernación instruyera el desalojo de los terrenos donde se ubicaba la toma “La Pampa”, en los que vivían más de 1.300 familias, más de 300 efectivos de Fuerzas Especiales de Carabineros llevaron a cabo el procedimiento en Alto Hospicio, Iquique. Acompañados del carro lanzaaguas y maquinaria pesada para derribar las precarias construcciones, la jornada dejó a 17 personas con lesiones de diversa consideración, entre los que se encuentran una mujer de unos 50 años -quien presenta una fractura máxilofacial, producto de una pedrada que recibió en el rostro- y tres efectivos policiales. Además, 13 personas fueron detenidas:

Los dirigentes de los cinco comités de allegados que conforman “La Pampa” acusan que había un acuerdo de palabra para reubicar a las 1300 familias, no sólo a las 200 que caerían en la categoría de “extrema pobreza”. El Ministerio de Vivienda instaló oficinas temporales de atención de público en el cuartel de la Policía de Investigaciones de Alto Hospicio, y según informaron, ya trasladaron a 60 familias a un nuevo terreno.