A las 10:15 de hoy jueves ingresó firmado el decreto Nº229 de la Contraloría General de la República, el cual ratifica el cese total de funciones de la ahora ex rectora de la Universidad de Aysén, Roxana Pey Tumanoff. De acuerdo a la misma oficina de partes, el documento fue ingresado el 28 de julio por la Subsecretaría de Educación a cargo de Valentina Quiroga, el último recurso de la ministra Delpiano luego de que Pey se negara a renunciar voluntariamente, acusando que la solicitud se debía a motivos políticos, vulnerando la autonomía universitaria. 

Consultada por este medio, Roxana Pey señaló estar a la espera de una comunicación oficial de la firma de su destitución, declarando que luego de eso esperan reunirse con quienes han trabajado estos meses. “Para la Universidad y para mi, ellos representan la región y a ellos nos debemos. Quiero darles mis impresiones y dar cuenta del estado de la universidad y luego hablaré con la prensa”. 

Pey se constituye así no sólo en la primera rectora de una universidad estatal en Chile, sino que la primera destituida desde que Pinochet sacara de su cargo a José Luis Federici en octubre de 1987. El día de ayer Pey declaró en entrevista exclusiva con El Desconcierto que “hay personas muy oscuros operando en la reforma. Tienen en su cabeza un modelo que están tratando de imponer antidemocráticamente contra lo que, primero, expresó el país en las elecciones, y, luego, la región en el proceso participativo”. Consultada respecto a su futuro en caso de destitución, la doctora en ciencias señaló que “volveré a lo mismo en lo que he trabajado. Este año me ha tocado ser rectora de una universidad naciente, con mucho cariño por la institución como por la región, pero si es que se firma el decreto de destitución pretendo, de todos modos, seguir trabajando en los temas de educación superior. Desde qué espacios, no lo sé”.